Redacción | Provincia.- Los Puntos de Información al Consumidor (PIC), cuyo funcionamiento sostiene la Diputación de Cádiz, ya están en servicio en 27 localidades. A mediados de abril la presidenta de la institución provincial, Irene García, suscribía los convenios para regular este servicio público con las asociaciones de consumidores Facua, UCE y Al-Ándalus. Personal de estas entidades se desplaza a las poblaciones donde se ha establecido un PIC para atender las consultas y reclamaciones de sus habitantes en materia de consumo.

Este año se incorporan algunas novedades: los Puntos de Información al Consumidor llegarán a algunas Entidades Locales Autónomas, que hasta ahora no disponían de dicha asistencia, así como a algunos municipios que carecían de este servicio como es el caso de Benaocaz, Jimena, Torre Alháquime o Vejer. Además, personal de los Ayuntamientos atenderá los trámites de cada interesado para ganar agilidad en los procedimientos. Dicho personal podrá reservar cita con los profesionales de las asociaciones de consumidores y recabar la documentación que necesite cada particular; de esta forma se gana tiempo antes de la consulta personalizada que efectúen los vecinos a los representantes de Facua, UCE o Al-Ándalus.


El servicio de Consumo de Diputación, que coordina el diputado Javier Pizarro, someterá el funcionamiento de los PIC a evaluaciones periódicas para medir su efectividad. Entre las previsiones de este año también se contempla el desarrollo de actividades formativas en el ámbito del consumo y la realización de campañas para ganar adhesiones de los comercios locales a la Junta Arbitral de Consumo. La citada Junta es un sistema de resolución de conflictos o desavenencias entre clientes y vendedores, más diligente y económico que la vía judicial.

Los PIC prestan su servicio en localidades con menos de 20.000 habitantes que carecen de Oficinas Municipales de Atención al Consumidor.

Compartir con: