Redacción | Provincia.- El Pleno ordinario de septiembre ratificó la relación de 153 obras y la modificación presupuestaria que permitirá su ejecución por valor de cerca de diez millones, en concreto, 9.849.625,38 euros. De esta manera estos 29 ayuntamientos ya conocen la aprobación del Pleno y  pueden seguir desarrollando los trámites para su puesta en marcha, lo que permitirá que puedan disponer de mayor espacio de tiempo para la redacción de sus proyectos de obras. El resto de obras  incluidas en el plan, correspondientes a los otros 15 municipios, hasta completar la dotación presupuestaria de 16 millones, se aprobará la próxima semana en un Pleno Extraordinario.

La diputada de Cooperación Municipal, Encarnación Niño, ha valorado el trabajo realizado  por el personal técnico tanto de la Diputación como de los Ayuntamientos para poder tener a punto un volumen ingente de documentación y permitir de esta manera agilizar los trámites y poder dar cumplimiento a este plan. Un programa que tiene vocación de dar respuesta a una de las principales preocupaciones de la acción del Gobierno de Irene García: la puesta en marcha de programas que favorezcan la lucha contra el desempleo.


Encarnación Niño también ha querido poner de relevancia el esfuerzo el trabajo que se va a ejecutar  en los Servicios de Asistencia a Municipios de la Diputación (SAM), que van a encargarse de la redacción de buena parte de los proyectos de obras, lo que va a suponer un importante volumen de trabajo.

Este programa se articula en torno a unos criterios objetivos de reparto de sus fondos basados en la población con que cuenta cada núcleo urbano. Los pequeños municipios dispondrán de 250 mil euros. Los mayores, de 500 mil euros y las once entidades locales autónomas de 100 mil euros cada una.

El primer listado refleja que hay ayuntamientos que han concentrado toda la inversión que les correspondía en una única obra, como es el caso de San Fernando, mientras otros, han repartido estas cantidades en numerosas actuaciones de menor cuantía. Es el caso por ejemplo de Ubrique, que pondrá en marcha hasta 15 obras de diferente índole. Las bases ya establecían que el número de actuaciones lo marcara únicamente el presupuesto de las mismas (y las limitaciones legales que establece el gobierno central de obras económicamente sostenibles) para que cada municipio lo pudiera emplear en los fines que mejor se adecuaran a sus necesidades. De esta manera las obras solicitadas incluyen asfaltados, adaptaciones de accesibilidad, rehabilitaciones de espacios, pinturas, etc. tanto en dependencias municipales como en espacios públicos.

Además la voluntad política es facilitar la gestión de los municipios con flexibilidad en trámites  y plazos para que todos los ayuntamientos puedan sumarse al plan y no se pierda ninguna inversión. Las obras  tienen en esta segunda edición unos plazos  de ejecución y justificación más amplios que en la pasada. Los trabajos han de estar listos a 30 de junio de 2018, si bien por motivos fundamentados, podrá concedérseles una prórroga hasta el 30 de septiembre.

Todo este programa se pone en marcha con recursos propios de la Diputación, procedentes de su remanente positivo de tesorería, con el fin de combatir el desempleo y de paso mejora las infraestucturas. En conjunto, en sólo dos años y únicamente con las dos ediciones del Plan Invierte, la Diputación ha destinado 24 millones de euros para la creación de empleo y la mejora de las infraestructuras locales. Sumándole las tres entregas del Plan de Cooperación Local, esta cantidad ya asciende a 36,6 millones de euros.

Tras la publicación oficial de la relación de obras  plenaria se abre un plazo de diez días para alegaciones y una vez concluido se hace efectiva su aprobación.

Compartir con: