El alcalde de Chiclana, José María Román, y el presidente de la Asociación Nacional de Afectados y Enfermos de Silicosis, Ismael Aragón, han firmado un convenio de colaboración, un acto en el que también han estado presentes la delegada municipal de Salud, Mª Ángeles Martínez Rico, y la integradora de la entidad, Mari Carmen Macías. A través de este acuerdo, el Ayuntamiento de Chiclana entrega al colectivo un total de 4.000 euros, 2.000 más que el pasado año, para la realización del proyecto de actividades del presente año 2018, entre ellos, cursos de formación y reciclaje.

En este sentido, el Consistorio tiene como objetivo fundamental la colaboración y el apoyo a aquellas asociaciones que, sin ánimo de lucro, realizan una labor social en el ámbito del tratamiento y prevención de la silicosis y en el de la superación de los graves problemas de reinserción social que puedan sufrir las personas aquejadas por esta enfermedad.

El alcalde ha destacado que esta ayuda “es de justicia”, incrementada en el doble para continuar con la gran labor que viene desarrollando el colectivo. “La lucha ahora es conseguir que la enfermedad sea reconocida y poder paliar la pérdida de calidad de vida de los afectados”, ha señalado José María Román. Además, el regidor ha felicitado a la entidad por la gran labor que realiza para ayudar a estas personas y sus familiares.

Por su parte, Mari Carmen Macías ha agradecido al alcalde y a la delegada de Salud la firma de este convenio y toda la ayuda prestada hasta el momento, así como la implicación con la entidad y los enfermos a los que representa. “Con este convenio podemos seguir trabajando en la intervención social y las necesidades de estas personas, con el único objetivo de mejorar y poder darles una mejor calidad de vida a ellas y a sus familias”, ha señalado, destacando que también centran parte de su labor en la realización de talleres de inserción sociolaboral. “También realizamos campañas de sensibilización y otras de prevención, a nivel local y nacional”, ha incidido.

Además, Mari Carmen Macías ha recordado que ANAES cuenta con su sede en la primera planta de la Plaza de Abastos, junto a la OMIC, y que atienden a al público de lunes a viernes, de diez de la mañana a una de la tarde.

Hay que recordar que la Asociación Nacional de Afectados y Enfermos de Silicosis se constituye, desde el inicio de su andadura, en un colectivo de auto-apoyo organizado que consigue, con un trabajo constante, servir de referente en nuestra localidad para todos aquellos afectados por esta enfermedad. De esta forma, el fin principal de esta asociación es la lucha contra la silicosis en todas las posibles modalidades conocidas, o que en el futuro se conozcan, mediante el desarrollo de funciones y de actividades de divulgación, prevención, investigación, formación y de carácter sanitario o asistencial.

Compartir con: