La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha anunciado que Andalucía va a ampliar en 400 las plazas para la atención a los menores extranjeros no acompañados que llegan al litoral andaluz, lo que se suma a las 300 puestas en marcha hace tan solo unos meses. Este plan de actuación ya suma 700 puestos, que se añaden a los ya existentes en el servicio de acogida de Andalucía. Esta medida viene provocada por los más de 1.900 menores que han llegado a las costas andaluzas en lo que va de año.


Sánchez Rubio ha indicado que estas nuevas 400 plazas se repartirán por todo el territorio andaluz, en función de las necesidades que vayan surgiendo en las provincias. “Sin duda esto supone un esfuerzo que Andalucía está realizando en solitario” y de “ahí que hayamos solicitado que se convoque la Conferencia Sectorial de Inmigración”, ha asegurado Sánchez Rubio, a lo que ha añadido que “el objetivo de estos menores que llegan a las costas andaluzas es entrar en Europa, por lo que pedimos a las autoridades europeas una mayor colaboración en esta materia”.

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales también ha agradecido la labor de los profesionales del sistema de protección de menores de la Junta, porque “cuando estos menores llegan se produce una presión importante en los centros”, y “ahí se hace un trabajo muy serio por parte de los profesionales y de las delegaciones territoriales”.

Sánchez Rubio ha asegurado que “el sistema está funcionando y lo hacemos de la mano de las organizaciones no gubernamentales que trabajan con la infancia” y también del Defensor del Pueblo, “que nos dice los temas que son convenientes mejorar o reforzar”, ha destacado la consejera.

Compartir con: