María José Sánchez Rubio

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha anunciado esta tarde en el pleno del Parlamento que la Junta de Andalucía creará 500 nuevas plazas de emergencia en los próximos días, que se unirán a las 1.151 ya creadas desde primero de año, hasta alcanzar las 1.651, para atender la llegada de menores extranjeros no acompañados a las costas andaluzas.

Sánchez Rubio ha señalado que, con la creación de estas nuevas plazas, Andalucía destina más de 48,4 millones de euros en la atención a menores extranjeros no acompañados, “un esfuerzo que estamos realizando en solitario y por lo que fuimos al consejo territorial del pasado día 5 de septiembre con una batería de propuestas y en todas hemos obtenido respuesta”, a lo que ha añadido que “hoy puedo decirles que el actual Gobierno ha hecho más en unos meses que el anterior en cinco años en algo tan necesario como lo que viene reclamando Andalucía: una respuesta solidaria entre comunidades autónomas y las medidas necesarias garantizar la calidad asistencial de estos niños y niñas una vez que llegan a nuestro país”.

En el Pleno del Parlamento de Andalucía, la titular de Igualdad y Políticas Sociales ha informado sobre la propuesta de colaboración solidaria entre comunidades para atender a los menores cuando el número supere la capacidad de protección que tenga la comunidad andaluza, bajo la coordinación del Ejecutivo central. “Esta era una de las principales reivindicaciones de Andalucía y hemos obtenido el compromiso”, ha declarado Sánchez Rubio, quien ha añadido la demanda también incluye mejoras en la financiación de los recursos para atender a este fenómeno “y poder garantizar las mejores condiciones para los menores extranjeros no acompañados”.



En este sentido, ha resaltado que el Gobierno central ha garantizado que va a destinar 40 millones de euros para que las comunidades autónomas atiendan a estos menores. “Se trata de una medida excepcional que se ha aprobado por las circunstancias concretas de llegadas de menores en estos últimos meses. Tendrá una vigencia de seis meses, y en principio puede estar en funcionamiento en unas seis semanas a través de un Real-Decreto”, ha dicho.

En cuanto al acogimiento de menores en otras regiones cuando el número supere la capacidad de protección que tenga Andalucía, Sánchez Rubio ha detallado que “tienen un plazo de 15 días para pronunciarse, y esa solidaridad será en función de la capacidad de los sistemas de protección de menores de las comunidades”.

Otra propuesta que Andalucía llevaba a esta Mesa de Coordinación y que también ha salido adelante es la modificación del protocolo Menas en el sentido de hacer prevalecer lo establecido en el artículo 35.4 de la Ley de Extranjería para que no se determine el ingreso en centro de menores de ninguna persona de la que se dude de su edad, hasta que no se haya determinado con el decreto correspondiente de fiscalía.

La responsable de las políticas sociales en Andalucía ha reiterado que “lo más importante para el Gobierno andaluz es garantizar una atención con dignidad a todos los menores llegados a España a través de las costas andaluzas, siempre priorizando el interés de los menores, preservando sus derechos, y planteando y demandando todo lo necesario para conseguirlo“, ha finalizado la consejera.

Andalucía viene cumpliendo con su cometido de atender a los menores extranjeros no acompañados a través de un sistema por el que han pasado desde el 1 de enero de este año un total de 4.650 menores extranjeros no acompañados (Menas), ha señalado la consejera de Igualdad y Política Sociales, María José Sánchez Rubio, en comparecencia parlamentaria.

Compartir con: