El Plan Municipal de Vivienda y Suelo (PMVS) 2018, elaborado por la Empresa Municipal de Suelo Isleña S.A. (ESISA), ha comenzado  su periodo de exposición pública durante un mes tras publicarse su aprobación inicial en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP).


Se trata de un documento técnico que actualiza el aprobado en 2012, orientado a abordar la actual política de vivienda bajo la principal clave de “reactivar el sector de la construcción a través de la rehabilitación, la regeneración y la renovación urbanas, y contribuir a la creación de un mercado del alquiler más amplio que el actual”; según explica la delegada de Desarrollo Urbano y presidenta de Esisa, Claudia Márquez.

Parte el PMVS del análisis actual de la vivienda en San Fernando y sus características propias, para definir las estrategias a corto, medio y largo plazo e intentar así atender a la “elevada” demanda de vivienda existente en la ciudad; concretando posteriormente las actuaciones a promover desde el Gobierno local y ESISA en relación al uso de vivienda existente y a la pendiente de edificar, así como las actuaciones a llevar a cabo sobre los distintos tipos de suelo desde el punto de vista urbanístico y, todo ello, con la presencia también de la iniciativa privada.

“Al ser conscientes de la dificultad que para una gran parte de la ciudadanía supone el acceso a una vivienda digna y con plenas garantías de habitabilidad, como administración pública vamos a favorecer ese derecho constitucional y a darle respuesta a través del PMVS, en colaboración con el resto de administraciones públicas competentes como la Junta de Andalucía, con quién hemos contado económicamente para elaborar este Plan Municipal”, sostiene la delegada.

Y es que, según el Registro Público Municipal de Demandantes de Vivienda Protegida (Rpmdvp), son unas 7.500 las personas que necesitan acceder a una vivienda protegida, “lo que supone casi un 8% de la población isleña”, por lo que uno de los retos es “poner a disposición de estas personas el mayor número de viviendas protegidas posible, gracias entre otros factores, a la reactivación del sector tras la crisis y la recuperación de las ayudas públicas”.

De esta forma, parte de un análisis poblacional que indica que el 16,95% de la población es joven y el 14,36% anciana, con una media de edad de 41,27 años y hogares que cuentan con 2,83 personas de media en cada uno. Además, según el registro de demandantes de vivienda, la mayoría de los solicitantes prefieren el alquiler con opción a compra, seguido del alquiler y la compra. La mayoría son jóvenes que acaban de acceder a la vida laboral y quieren iniciar una vida independiente.

Asimismo, el documento estudia el parque de viviendas y solares, su antigüedad, condiciones de accesibilidad o la oferta de mercado existente, entre otros factores, para articular una serie de actuaciones específicas y concretas, que responden a varios grupos o líneas de actuación: viviendas con protección pública para su venta; en arrendamiento con opción a compra; protegidas en arrendamiento; de promoción pública en arrendamiento; actuaciones de rehabilitación; actuaciones con protección municipal y sobre suelos dotacionales; ayuda a los jóvenes y fomento de viviendas para personas mayores y personas con discapacidad; entre otras actuaciones.

“Y como elemento esencial para su elaboración”, destaca Márquez, se ha contado “con el mayor nivel de participación ciudadana desde el principio”. Así, los isleños e isleñas han podido colaborar en el Plan través de una encuesta ciudadana. También a través de una mesa de trabajo a la que asistieron el pasado mes de mayo más de 40 representantes de la Federación de A.VV ‘Isla de León’, empresarios, sindicatos, colegios y asociaciones profesionales, etc. “aportando iniciativas y sugerencias al documento”; una participación ciudadana que continuará en la ejecución y seguimiento del plan municipal.

Por su parte, la delegada municipal de Vivienda, Maite Lebrero, también ha valorado los últimos avances experimentados por el próximo Plan Municipal de Vivienda y Suelo. “Seguimos trabajando para hacer realidad un Plan que será un instrumento técnico extremadamente útil para definir  las estrategias presentes y futuras e materia de vivienda. Se trata de un documento que actualiza el de 2012 y que se ajusta a la realidad de la ciudad. Y se ajusta a la realidad porque ESISA ha acometido un trabajo de campo previo minucioso y exhaustivo. Un trabajo realizado en colaboración con las distintas delegaciones municipales, manejando datos catastrales, censales o sociales cedidos por las compañías suministradoras de agua y energía eléctrica,  las Agencias de la Propiedad y todos aquellos organismos vinculados a la vivienda”, indica lebrero.

Por otro lado, la delegada destaca el papel protagonista que han desempeñado la participación ciudadana y la opinión especializada en la elaboración de este Plan. “Un documento tan importante no podía salir adelante sin tener en cuenta la opinión de los isleños y de los colectivos vinculados a la vivienda. Creemos en la participación y por eso de le dio a los isleños la oportunidad de contribuir al Plan a través de una encuesta que permaneció activa en las webs de ESISA y del Ayuntamiento. También se ofreció a los colectivos vinculados a la vivienda la posibilidad de presentar propuestas al Plan tras una mesa de trabajo celebrada en las oficinas de ESISA. Sin duda este plan, que ya está más cerca de hacerse realidad, se acerca mejor a la realidad gracias a las aportaciones realizadas por estas personas y colectivos”, afirma Lebrero.

Por último, la delegada ha recordado que el Ayuntamiento, a través de ESISA, “sigue trabajando por el derecho que todo isleño tiene a una vivienda digna, como demuestra el hecho de que el presupuesto de la delegación municipal de Vivienda en los nuevos presupuestos municipales crece en un 140%, pasando de 50.000 euros a 120.000 euros, para avanzar en la planificación de proyectos técnicos de vivienda”.

Programas de actuación del PMVS

A raíz del diagnóstico realizado, la localización de las necesidades  y el marco normativo relacionado con la posible financiación de actuaciones, el PMVS plantea propuestas “reales” a las necesidades de vivienda en la ciudad.

De esta forma, propone actuaciones concretas de promoción de vivienda como de posible ejecución en el Plan General, “aquellas que tienen mayor viabilidad a lo largo de los próximos años”, en diferentes parcelas y calles del municipio como la avenida San Juan Bosco, Doctor Castroviejo, Olmos o San Carlos.

Asimismo, se sugieren actuaciones de promoción de alojamientos, de protección del derecho a la vivienda, o de captación de viviendas e incentivos a través de la colaboración público-privada;  y también actuaciones de rehabilitación -a través de los planes estatal y autonómico de vivienda- en viviendas y edificios, con programas como el de Adecuación funcional de viviendas, o la intervención en barrios consolidados, casco histórico y zonas degradadas.

En este último apartado -precisa Márquez- se enmarca la propuesta municipal para participar en la Orden de la consejería de Fomento de la Junta de Andalucía destinada al otorgamiento de subvenciones para actuaciones de mejora en barriadas vulnerables; una propuesta  encuadrada en la Iniciativa Territorial Integrada (ITI) en la que el Gobierno Local ha incluido a la barriada de Bazán “con el objetivo de hacer realidad la rehabilitación integral de esta zona de San Fernando, necesitada de una actuación global”.

La estimación de inversiones del PMVS -entre las iniciativas estatales, autonómicas, municipales y privadas- superan los 227 millones de euros en nueva vivienda protegida (obra nueva y rehabilitación); rehabilitación del parque privado (conservación, accesibilidad y eficiencia energética); rehabilitación del parque público y eliminación de infraviviendas.

Compartir con: