Redacción | Andalucía.- En una semana, 569 conductores han sido denunciados por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil por conducir habiendo consumido alcohol o drogas. De ellos, 262 por dar positivo a drogas y 307 por alcohol.

En total en Andalucía, a lo largo de la semana de duración de la campaña de intensificación de vigilancia que la Dirección General de Tráfico puso en marcha entre el 11 y el 17 de diciembre, se han realizado un total de 24.016 pruebas. El objetivo de la campaña es poner fuera de la red viaria a aquellos conductores que habían bebido o consumido droga.
Tras conocerse los resultados de la campaña, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha subrayado la necesidad de que los ciudadanos tomen conciencia de la gravedad del riesgo que supone conducir tras haber consumido drogas o alcohol, “no solo para los conductores y quienes viajan con ellos, sino para los ocupantes de otros vehículos”.
Según el delegado, tanto los resultados de esta última campaña como otros indicadores anteriores “denotan la magnitud del problema que afrontamos y nos invitan a  pedir, además de prudencia, responsabilidad”.


A su juicio, “es fundamental que haya una concienciación clara de que el alcohol y la droga son absolutamente incompatibles con la conducción”, de ahí que se hayan incrementado tanto las medidas de control como los medios y las campañas informativas. “De cara a las fiestas navideñas, los ciudadanos deben comprender que no pueden conducir después consumir alcohol en una celebración, porque eso puede desembocar en dramas humanos que condicionan  toda la  vida”, ha afirmado.

Controles de drogas

Durante una semana los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han realizado 781 pruebas de detección de drogas a conductores que presentaban algún síntoma de haber ingerido alguna sustancia, habían cometido alguna infracción o que se habían visto implicados en un accidente. Del total de conductores sometidos al test salival para comprobar la presencia en el organismo de drogas, el 33,5% (262 conductores) resultaron positivos.

Como viene siendo habitual, entre las drogas más consumidas están el cannabis (177 casos), la cocaína (123 casos) y las anfetaminas (28 casos).

Las pruebas salivares para la detección de la presencia de drogas en los conductores se están incrementando progresivamente con la idea de llegar a generalizarse como las que se hacen para la detección del alcohol.

Este incremento progresivo de los controles de drogas entre los conductores es consecuencia del alto porcentaje de conductores que conducen con presencia de drogas y alcohol al volante. Resultados del Informe anual de Toxicología (2016), presentado por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses informa que el 43% de los conductores fallecidos presentaron resultados positivos en sangre a drogas y/o psicofármacos y/o alcohol. El 32% de los peatones fallecidos presentaron resultados positivos en sangre a drogas y/o psicofármacos y/o alcohol.

Controles de alcohol

En lo referente al alcohol, en la campaña realizada durante la última semana, se han realizado 23.235 pruebas de control de alcoholemia y 307 conductores dieron positivo, de ellos, 274 fueron detectados en controles preventivos, 7 tras haber cometido una infracción, 24 por estar implicado en un accidente y 2 conductores que presentaban sintomatología.

Cabe destacar que el 6,45% de los conductores a los que se les realizó la prueba de alcohol por estar implicado en un accidente dio positivo (372 pruebas realizadas y 24 positivos).

Colaboración de Policías Locales
Esta campaña realizada por Tráfico ha sido también llevada a cabo por las policías locales de numerosos ayuntamientos, en las vías urbanas de su competencia, que colaboran con la Dirección General de Tráfico para mejorar la seguridad vial.

Compartir con: