publicidad


El Hospital Universitario Puerta del Mar de Cádiz quiere aclarar lo ocurrido tras la caída de una campana extractora en la cocina del centro.

publicidad


Según la Consejería de Salud el suceso se produjo sobre las 14:45 de ayer 18 de febrero cuando una de las campanas extractoras que da servicio al tren de lavado número 2 de la cocina del Hospital Universitario Puerta del Mar se desprendió, quedando suspendida y sin provocar daños materiales ni personales, salvo el propio de rotura de los agarres de dicha campana.

En el momento del incidente, los trenes de lavado no se encontraban en funcionamiento.

El incidente no ha supuesto retraso ni menoscabo alguno en los horarios e ingestas de pacientes y profesionales. De hecho, tanto el servicio y trabajos de lavado de bandejas se ha venido realizando sin interrupción, dado que se cuenta con dos túneles.

Tanto la campana como el falso techo, constituido por placas de metal ensambladas en forma de lamas, de difícil desmontaje, no presentaban síntomas que pudieran indicar problemas. El desprendimiento se ha producido por el deterioro de los agarres internos.

El personal técnico del propio Hospital está procediendo a la reparación y elaboración de las nuevas piezas.

Las Unidades de Nutrición y Mantenimiento del centro han coordinado los trabajos de resolución de forma que no se han visto afectados la producción de alimentos ni la higienización de los útiles de cocina y comedor, poniendo las medidas de protección, barreras y respetando los horarios determinado por la Unidad de Nutrición.

La delegada territorial de Salud y Familias, Isabel Paredes, ha visitado hoy la zona donde tuvo lugar la incidencia y ha mantenido una reunión con el director gerente del centro, Fernando Forja, para conocer de primera mano las necesidades y proyectos del Hospital. Además, ha podido saludar al resto del equipo directivo.