La Guardia Civil y la Policía Local, han detenido a 7 personas e investigado a otras dos en las localidades de San Fernando y Puerto Real, por falsificar, distribuir y comercializar, artículos de prestigiosas marcas comerciales en tres bazares que regentaban. A los responsables del establecimiento se les imputan un delito continuado contra la Propiedad Industrial .

Algunosde estos bazares bazares se encontraba ubicados en la avenida Joly Velasco y avenida Al Andalus de San Fernando, y en calle La Plaza, 199, en Puerto Real.


La actuación se produjo cuando los guardias civiles de la Patrulla Fiscal y Fronteras con base en Chiclana y los agentes del Grupo Lima de la Policía Local de San Fernando, conocieron la existencia de productos falsificados que se estarían comercializando en determinados establecimientos de los denominados “bazares”, con el consiguiente perjuicio para los propietarios de las marcas comerciales registradas.

Tras realizar una serie de investigaciones y seguimientos, llegaron al convencimiento de que en tres establecimientos, regentados por cinco hermanos de origen marroquí, se estarían comercializando artículos deportivos traídos de Marruecos y distribuidos al por mayor desde una serie de almacenes ubicados en la capital sevillana.

Los productos se trasportaban y llegaban a los establecimientos bien “en blanco”, es decir sin logotipos comerciales, o bien con estos modificados, todo ello para darles una apariencia normal, aunque tras retirarles varios trozos de los logos originales, aparecían los de las marcas que se pretendían falsificar. De la misma forma, en los almacenes de los establecimientos se les estamparía la marca comercial deseada, para lo que contaban con las plantillas de las estampaciones y demás simbología para completar el fraude.

Los agentes pudieron constatar que los tres establecimientos abiertos al público estaban conectados entre sí, apoyándose en un almacén clandestino de su propiedad en el que se exhibían y ofertaban la mercancía falsificada. Durante la investigación, los agentes se percataron que para comprar o recoger los modelos que ya tenían falsificados, los clientes debían acompañarlos hasta el maletero de los vehículos de su propiedad estacionados frente a los establecimientos, todo ello para tratar de desvincular los bazares de la actividad ilícita.

Todo este entramado se completaba con una serie de personas que realizaban funciones de agentes comerciales, que promocionaban y vendían sus productos falsificados a través de determinadas redes sociales, obteniendo una comisión por cada venta.

Durante la actuación se han intervenido 1241 prendas textiles de las principales marcas del sector falsificadas y que habrían alcanzado en el mercado un valor cercano a los 62.050 €, 904 pares de zapatillas falsificadas que habrían alcanzado en el mercado un valor de 45.200€ y 4800 pares de zapatillas susceptibles de serlo, que habrían alcanzado en el mercado un valor de 81.120€ tras el estampado de los logotipos comerciales. Además se han incautado de 15.707€ en efectivo y multitud de pegatinas de logotipos y planchas de estampar, todo de diferentes marcas de reconocido prestigio para su posterior serigrafía.

Las diligencias policiales junto con los detenidos e investigados y efectos intervenidos, fueron puestas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de los de San Fernando.

Compartir con: