Redacción | Chiclana.- Un total de 79 familias chiclaneras en riesgo de exclusión social se ha beneficiado del convenio contra la pobreza energética, firmado el pasado 30 de diciembre entre el Ayuntamiento y la empresa suministradora de energía eléctrica Endesa, cuyo objeto es velar para que el pago de ayudas económicas de emergencia municipal, otorgadas a usuarios con deudas contraídas en relación con el suministro de electricidad, se realice garantizando la continuidad del mismo y evitando su corte. Así, en estos cinco meses el Consistorio ha abonado un total de 15.682,35 euros de facturas pendientes de estas 79 familias, mientras que las deudas familiares oscilan entre los 57 euros y los 618,90.

Hay que recordar que el convenio contra la pobreza energética firmado con Endesa el pasado 30 de diciembre indica que es el Ayuntamiento de Chiclana el encargado de evaluar y determinar el pago de la deuda por el suministro de energía de electricidad a los usuarios de los Servicios Sociales, mediante los profesionales de esta delegación. Además, se encargaría de pagar las cantidades determinadas por dichos trabajadores sociales en concepto de pago de las deudas del suministro eléctrico a Endesa; avisar a la compañía eléctrica, tan pronto sea posible, que el usuario es un beneficiario de una ayuda municipal para evitar la suspensión del suministro; y recabar la autorización de las personas beneficiarias para efectuar las gestiones con Endesa relativas a la continuidad del suministro.


Por su parte, Endesa facilita la forma de pago de las ayudas municipales que sean adoptadas por el Ayuntamiento de Chiclana para evitar el corte del suministro sin la aplicación de cualquier interés de demora, comisión o similar; deja en suspenso el corte de suministro eléctrico desde el momento que se reciba la comunicación por parte de los profesionales de la Delegación de Servicios Sociales; proporciona información detallada sobre los pagos de las deudas realizadas por el Consistorio; e informa al personal de Servicios Sociales sobre los requisitos necesarios para la concesión del bono social y sus condiciones de aplicación.

Asimismo, resaltar que son beneficiarios de las ayudas económicas de emergencia social las personas físicas usuarias de los Servicios Sociales y que se encuentren en una situación de riesgo de exclusión social, es decir, los consumidores que tienen una falta de recursos económicos, según la valoración efectuadas por el personal profesional de la Delegación Municipal de Servicios Sociales.

En cuanto a la forma de pago, el Ayuntamiento de Chiclana abona directamente a Endesa, a través de transferencia bancaria, el importe total de la ayuda de urgencia individual concedida. Asimismo, se debe comunicar, a través de correo electrónico, que el usuario es beneficiario de una ayuda municipal para evitar el corte del suministro, con el fin de que la empresa suministradora deje en suspenso dicho corte.

En este sentido, el delegado municipal de Servicios Sociales, Francisco José Salado, destaca que “este Gobierno municipal demuestra día a día que está para ayudar a las familias que peor lo están pasando, en este caso, ayudando a aquellas que no pueden afrontar el pago de las facturas de luz, evitando así el corte del suministro”. “Nuestro principal objetivo es que se cree empleo para dar dignidad a las familias chiclaneras, pero mientras tanto hay numerosas personas que no pueden hacer frente a gastos corrientes como la luz. Por eso, este Gobierno no puede quedarse de brazos cruzados y acordó firmar con Endesa este convenio de colaboración”, incide.

“Estamos convencidos de que todo esfuerzo es poco para ayudar a las familias que lo están pasando mal, pero en estos once meses de Gobierno hemos puesto en marcha distintas medidas, entre ellas, un Plan contra la pobreza con cuatro millones de euros, se ha llegado a un acuerdo con una entidad bancaria para la cesión de diez viviendas destinadas a alquiler social, se ha puesto en marcha un plan de tratamiento a familias con menores en riesgo de exclusión social por valor de 280.000 euros y, sobre todo, se está atendiendo cada día a numerosas personas”, ha recordado Salado. “Y, por supuesto, aclarar que no vamos a dejar de trabajar mientras haya una sola familia chiclanera con problemas”, ha incidido.

Compartir con: