José Pacheco afirma que “el Gobierno seguirá comprometido con las  familias y con los trabajadores mientras se mantenga la crisis generada por la pandemia»

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha abonado prestaciones por ERTEs COVID-19 a un total de 86.397 personas distintas entre los meses de marzo a diciembre en la provincia de Cádiz, lo que supone un importe neto en este tipo de prestaciones de 213,95 millones de euros.

El subdelegado del Gobierno de España en Cádiz, José Pacheco, ha recordado que “se ha acordado prorrogar los ERTEs hasta el 31 de mayo. El Gobierno es consciente de la realidad y seguirá comprometido con las familias y con los trabajadores mientras se mantenga la situación generada por la crisis sanitaria. Los ERTE han sido uno de los instrumentos más efectivos puestos en marcha para proteger los empleos y a la ciudadanía, cumpliéndose así la máxima de no dejar a nadie atrás en la lucha contra la pandemia».

En total 112.201 gaditanos están cubiertos con algún tipo de prestación del sistema SEPE en Cádiz (ERTEs, desempleo, etc.), lo que eleva el esfuerzo del Gobierno de España a 58 millones de euros en la provincia en el mes de diciembre. De este número total de perceptores, 18.582 corresponden a ERTEs, a los que se les ha ingresado un importe neto de casi 7,5 millones de euros.

Estos datos reflejan un descenso del 71,69% de los contabilizados en abril, cuando 65.652 trabajadores estaban cubiertos con este tipo de prestación, que alcanzó los 65 millones de euros en nuestra provincia.

Desde el pasado mes de abril el número de perceptores se incrementó únicamente en el mes de mayo, cuando la cifra de trabajadores en ERTE se situó en los 75.156. Sin embargo, a partir del mes de junio, el colectivo ha ido disminuyendo considerablemente con una bajada del 18,83% en junio respecto al mes de abril -53.286 perceptores-, un descenso del 54,39% en julio -29.940-  y nueva bajada del 66,76% en agosto -21.821 trabajadores en ERTE-.