En el marco de las mejoras en medios materiales que se están llevando a cabo desde el Ayuntamiento isleño, la delegación general del área de Administración Pública y Protección Civil, de la que es responsable el concejal Ignacio Bermejo, está trabajando en la dotación de nuevo vestuario para los agentes de la Policía Local “cumpliendo así nuestro compromiso de hacerlo para un periodo de dos años, incrementándose por tanto el presupuesto para ello”.

De hecho, el Boletín Oficial de la Provincia de Cádiz (BOP) publica en su edición de hoy lunes la licitación para la adjudicación del contrato para el suministro de vestuario de verano e invierno (incluido el de paisano) y también calzado reglamentario, necesarios para la prestación del servicio por parte de la plantilla del Cuerpo de Policía Local del Ayuntamiento isleño, por un importe de 240.000 euros IVA incluido.

Con esta iniciativa, desde el equipo de gobierno se pretende dotar al Cuerpo municipal del vestuario necesario y completar sus necesidades en materia de equipamiento; una medida que beneficia a la totalidad de la plantilla y que contribuye “a una mayor calidad en la prestación del servicio y las condiciones laborales de nuestra Policía Local”, asegura Bermejo.

La uniformidad, que se realiza “con la finalidad de contribuir a mejorar el ejercicio profesional de nuestros agentes”, se adecua a la regulación legal vigente en materia de uniformidad de la Policía Local de Andalucía; características que se encuentran recogidas en el Decreto de la Junta de Andalucía 250/2007, por el que se establece la uniformidad de las Policías Locales, desarrollada por la Orden de la consejería de Gobernación, de 16 de febrero de 2009, por el que se establece la descripción, diseño y características técnicas de la uniformidad de las Policías Locales, Vigilantes Municipales y Alumnado de la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía, Escuelas Concertadas y Escuelas Municipales de Policía Local.

Con el fin de cumplir los requisitos establecidos para la prevención de riesgos laborales, en líneas generales al margen de las aplicables de forma explícita en algunas prendas, deberán respetarse una serie de normas, entre ellas, ropa de señalización de alta visibilidad o calzado resistentes al deslizamiento, a la abrasión de los cordones o a la corrosión de los accesorios metálicos.

El vestuario incorpora diverso equipamiento, desde pantalones de faena de invierno y verano, polos, cazadoras, chaquetones, calcetines, petos reflectantes o botas y zapatos. También se incorpora el vestuario para la parte de agentes del Cuerpo de Policía Local que prestan servicio de paisano, a los que se proveerá también de ropa en la misma cuantía que al resto de funcionarios policiales.

Compartir con: