El Ayuntamiento ha sacado a licitación el contrato para la realización de la anunciada auditoría y elaboración del Plan de Viabilidad de la Empresa de Suelo Isleña (Esisa), una propuesta, aprobada por el Pleno Municipal el pasado mes de noviembre, con la que se busca obtener “una imagen actualizada” de la situación económica y financiera de la empresa, de cara a planificar el presente y futuro de esta empresa de gestión pública de suelo y vivienda al servicio de la ciudad.


Se trata ésta de una de las tres propuestas que el equipo de gobierno elevó al mencionado Pleno para consolidar el futuro de la empresa como herramienta pública para el impulso de la vivienda pública que demandan los sectores más desfavorecidos de la ciudad, así como para dinamizar la gestión urbanística.

Por tanto, la auditoría y el plan de viabilidad completarán el necesario expediente de control financiero para determinar la situación económico-patrimonial de Esisa, “y así conjugar la correcta prestación del servicio público de gestión de vivienda y suelo en el término municipal isleño, con la necesaria estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera del Ayuntamiento”, según expone la presidenta de Esisa y delegada del área de Desarrollo Urbano, Claudia Márquez.

Así, los servicios que ahora salen a licitación, con un presupuesto de 60.500 euros, determinarán soluciones concretas y marcadores que permitirán verificar el cumplimiento de dichos objetivos.
Por tanto, según expone Márquez, el Plan de Viabilidad de Esisa, “garantizará su presente y futuro como instrumento municipal que gestiona un servicio fundamental en el proyecto de desarrollo de la ciudad y en la labor social de la vivienda en alquiler o en venta. De esta manera apostamos firmemente por la vivienda pública y avanzamos en el trabajo para hacer realidad el objetivo de muchas personas que quieren desarrollar su proyecto de vida en la ciudad”.

Además de esta medida, cabe recordar que el equipo de gobierno llevó a Pleno también una propuesta con el objetivo de condonar la deuda acumulada por el pago de dividendos de la empresa, y una tercera medida “fundamental también para que Esisa sea viable: la reversión de la concesión demanial de los aparcamientos subterráneos de la Plaza Emperador Carlos y UE 36 Coronación, con el objetivo de que Esisa pueda vender las plazas de estacionamiento construidas en ambas partes y así poder hacer frente al pago del préstamo con el que se financió la construcción.
“Junto a ello, Esisa tiene otra importante oportunidad de comercialización también con las parcelas de las que dispone en Fadricas II, un polígono en el que nuestra empresa de suelo realizó importantes inversiones en su urbanización, sin que haya podido vender las parcelas ante la falta de acometida eléctrica que se dejó sin solventar durante el gobierno anterior y solucionado en esta etapa”.

Compartir con: