publicidad


El concejal de Gestión Presupuestaria y Tributaria, ha informado hoy de la propuesta que, con carácter de urgencia, va a elevar para su aprobación al Pleno municipal del próximo jueves día 26 en relación a la subida salarial de los empleados y empleadas municipales “al máximo” que permite la Ley General de Presupuestos del Estado, llegando al 1,75 por ciento.

publicidad


“Somos un gobierno comprometido con el empleo público y por eso vamos a aprovechar la máxima subida que permite la Ley”, sostiene Rodríguez, que precisa que la subida del 1,5 por ciento será aplicable de forma retroactiva desde el 1 de enero de 2018. A esta subida, se le sumará otro 0,25 por ciento adicional, una cantidad de más que se podía aportar “siempre que el PIB, a 31 de diciembre de 2017, se situara en una cifra igual o superior al 3,1 por ciento, como finalmente así ha sido”, indica el concejal, precisando que esta subida será aplicable desde el 1 de julio de este año.

“Vamos al máximo de la propuesta, llegando al 1,75 por ciento de subida”, incide Rodríguez, que entiende que “tras un largo periodo de ajustes presupuestarios”, el Ejecutivo local aprovecha la situación para subir hasta el máximo de lo que permite la mencionada Ley “para poder ir devolviendo de forma paulatina lo que los empleados y empleadas municipales han dejado de ingresar en estos años”.

En este sentido, recuerda el responsable de Gestión Presupuestaria y Tributaria que a ello se le une otra circunstancia especial: y es que el Ayuntamiento de San Fernando registra “el menor número de trabajadores y trabajadoras municipales por habitante de la provincia, un total de 410, un número que no podemos incrementar para incorporar a más personal debido a las Leyes de Sostenibilidad puestas en marcha por el anterior Gobierno del PP”, lo que requiere -añade- que el actual personal que trabaja en el Consistorio isleño “tenga que realizar un mayor esfuerzo para prestar un buen servicio a la ciudadanía”.

“Es de justicia que desde el Gobierno local hagamos esa apuesta para comenzar a devolver a los empleados y empleadas públicas aquello que el Gobierno de España nunca les debió negar, y lo hacemos al máximo de la subida salarial que nos permite la Ley”, concluye.