Esta tarde se ha convocado un pleno extraordinario con carácter de urgencia en el que se debatirá la resolución del contrato de gestión del servicio del complejo municipal de piscinas, mediante concesión administrativa, suscrito entre el Ayuntamiento de Puerto Real y UTE ACTIVA-T WELLNESS con fecha de 29 de enero de 2014.

Según explica el equipo de gobierno de Sí se Puede Puerto Real y Equo, tras este acuerdo y los correspondientes trámites administrativos que aún deben llevarse a cabo, en cuestión de  días se culminará el proceso de recuperación del complejo siendo la intención de los munícipes que en el menor tiempo posible esté de nuevo a disposición de los usuarios y usuarias.


Al respecto el equipo de gobierno quiere poner en conocimiento de la ciudadanía que el complejo de piscinas se encuentra cerrado desde el pasado 27 de enero y que durante este tiempo, según consta al Ayuntamiento, se han producido actos vandálicos en su interior que han dejado estas instalaciones en un estado lamentable que ahora habrá que reparar. Debido a esta situación de abandono, ya que el Ayuntamiento ni siquiera a través de la solicitud de medidas judiciales cautelares ha conseguido entrar en el complejo para realizar labores mínimas de mantenimiento, se hace necesario evaluar el estado actual de las instalaciones y valorar los costes que su puesta a punto supondrá.

El equipo de gobierno quiere aclarar que no es en absoluto responsable del problema generado en el complejo municipal de piscinas añadiendo que no se ha podido actuar más rápido y que se ha cumplido escrupulosamente con el procedimiento. “Hasta hoy no ha sido posible cerrar la recuperación del complejo y empezar a resolver el tremendo entuerto que nos dejó el anterior gobierno municipal”, añaden los actuales responsables municipales.

Sí se puede Puerto Real y Equo han señalado que su apuesta pasa por un modelo de gestión con mayor intervención y control del Ayuntamiento sobre las instalaciones y contando con el personal de las mismas que, según opinan, ha quedado en una situación muy injusta por la gestión anterior. Para concluir subrayan que el Ayuntamiento tiene la responsabilidad política de responder ante los trabajadores y de resolver esta situación.

Compartir con: