puertorealcalleB_440Los vecinos de Puerto Real han empezado a quejarse tras la decisión tomada por el gobierno municipal, de peatonalizar diversas calles del centro de la localidad, donde solo podrán transitar por las mismas los residentes de éstas citadas vías, con una tarjeta en el que se compruebe la veracidad de la misma.

La idea es que a partir del 22 de este mismo mes, esta práctica se lleve a efecto, con una particularidad, que si ahondamos en el tema, podremos comprobar cómo no será una peatonalización sino una semi-peatonalización, ya que en el mismo instante en el que pase un solo vehículo por las citadas vía, ya no sería peatonal. Un privilegio de transito del que solo se beneficiaran unos cuantos, no tratando a todos los habitantes de la ciudad por igual.

Ni que decir tiene que esta idea no ha sido consensuada con los vecinos de Puerto Real, una cuestión, que el gobierno de Podemos siempre lleva por bandera, la de consultar al pueblo que es lo mejor para todos. Del mismo modo comerciantes y empresarios de la villa, también han mostrado su descontento, ya que aseguran que el proyecto que se llevará a efecto próximamente, tampoco ha sido consultado a ellos, sino solo se ha mantenido una reunión días atrás para informarles de las pretensiones que tienen en relación a este tema.

El objetivo de peatonalizar buena parte del centro, se basa en la reactivación del comercio local. Según ellos, sería una buena forma de acercar a los ciudadanos al centro, sin necesidad de coger el coche, y paseando con la tranquilidad que no tienen que ir esquivando vehículos. Unos argumentos que pueden venirse abajo, si miramos los resultados obtenidos en otras localidades vecinas, donde la peatonalización de arterias principales, ha conllevado el cierre de comercios tradicionales, de toda la vida, que se han visto abogados a tirar años de trabajo por la borda, como es el caso de San Fernando, y su calle Real, que por motivos del tren tranvía ha sufrido una fuerte modificación.

Las pretensiones del gobierno podemista, con su socio de gobierno “EQUO”, nos obligará a ir al centro a pie o en bicicleta como tanto le gusta a ellos, que desde primera hora abogaban por esta idea, que espera coseche los mejores resultados.