Redacción | El Puerto.- “Ordenanzas obsoletas que ya estamos revisando y actualizando como es el caso de la que regula la cesión de locales municipales, aprobar un Plan de Inspección Urbanística y conseguir tener el Peprichye antes del verano”.

El delegado de Urbanismo y Patrimonio Antonio Fernández ha puesto sobre la mesa, aprovechando la visita del alcalde David de la Encina a la concejalía, las prioridades que como responsable municipal ha fijado junto a los ocho jefes de servicio correspondientes a Inspección Técnica de Edificios, Infraestructura y Urbanización,  Arquitectura y Edificación, Asesoría Jurídica, Planeamiento y Gestión Urbanística, Licencias Urbanísticas, Disciplina Urbanística y Patrimonio.


El encuentro se ha producido dentro de la ronda de visitas que está teniendo el alcalde David de la Encina para tratar de agilizar al máximo las prioridades del equipo de gobierno en materia de desarrollo urbanístico, regulación de viviendas y el registro municipal de solares entre otras cuestiones. “Un área que es fuente municipal de ingresos y que presenta necesidades sobre todo en el ámbito de la atención a la ciudadanía que pasan, sin ninguna duda, por modernizar e informatizar los procesos de tramitación de licencias y expedientes”, según ha apuntado el alcalde.

En este sentido el primer teniente de alcalde Antonio Fernández, presidente de El Puerto Global y concejal de Nuevas Tecnologías, ha anunciado que ya se está trabajando con la empresa municipal para implantar nuevos y mejores sistemas que agilicen el trabajo diario y los tiempos de la burocracia. “Algo que ya se ha conseguido de alguna forma con la puesta en marcha de la declaración responsable y que debemos seguir mejorando”.

Otra de las medidas adoptadas en la concejalía de Urbanismo ha sido la contratación de un arquitecto para el Servicio de Licencias que “reforzará el impulso político que ya le hemos dado al Peprichye y cuya aprobación inicial pretendemos llevar a pleno antes del verano” según Fernández. Tanto el concejal delegado de Urbanismo como el alcalde de la ciudad han insistido en la urgencia que requiere un Plan que “traerá desarrollo y actividad al casco antiguo, un tema de ciudad que venimos arrastrando desde hace mucho tiempo y que de forma inexplicable ha ido pasando de cajón a cajón durante los últimos ocho años”, ha lamentado el primer edil.

En otro orden de asuntos Antonio Fernández ha explicado que en relación a la concejalía de Patrimonio el pleno celebrado este miércoles ha aprobado de forma definitiva la ordenanza que regulará la cesión de locales. También se están trabajando las bases para el concurso de quioscos y la cesión de viviendas municipales a la empresa Suvipuerto.

En cuanto al servicio de Disciplina Urbanísticas el delegado municipal ha señalado que se elaborará un Plan de Inspección sobre el que se trabajará en breve, además de la puesta en marcha del registro de solares y la modificación de la ordenanza que regula la Inspección Técnica de Edificaciones (ITE).

También ha destacado Fernández el gran trabajo que queda por delante en el servicio de Planeamiento, donde además de perfilar el Peprichye se está avanzando  ya en el proceso de regulación de las 47 ARG reconocidas en el Plan General de Ordenación Urbana.

Otro de los caballos de batalla, según se trató en la reunión  mantenida, está siendo la tasa de arbolado, “una tasa que no está en vigor y que encierra una paradoja con una ordenanza que actualmente obliga a plantar un árbol por cada 50  metros construidos en su frente de parcela o en otra zona de la ciudad y en caso de que no puedan materializar esta condición en el ámbito de su actuación tendrían que pagar al Ayuntamiento una cantidad”.

Fernández ha detallado que “la tasa no se aprobó pero el servicio que lleva la plantación, a través del famoso pliego de Jardines, hace su propio cómputo para cobrar al Ayuntamiento 400 euros por cada árbol que plante. Una tasa totalmente abusiva”, según Fernández.

El responsable municipal ha asegurado al respecto que se está trabajando para tratar de modular o derogar esa ordenanza y “esperamos que si todo  va bien en abril se pueda plantear en el pleno municipal varios asuntos para que esto no sea un agravante para los ciudadanos que quieran rehabilitar una  vivienda o construir en una parcela de su propiedad”.

Compartir con: