Uno de los puntos que suscitaron mayor debate, ayer en el pleno ordinario del Ayuntamiento de Rota, fue el relacionado con el Pacto Social por el Agua, para municipalizar la gestión del agua, propuesta por Si se Puede Rota.

La moción no salió adelante, ya que el Pleno acordó por mayoría aplazar la decisión a las conclusiones del estudio que el Consistorio ya ha encargado con la intención de analizar y tener todos los datos necesarios para determinar la posibilidad de municipalizar el abastecimiento de agua. Un capítulo de la gestión del agua que en estos momentos lleva Aqualia a través de una concesión, que concluye en abril de 2016.


Este estudio responde a un compromiso incluido en el pacto de gobierno de PSOE e IU, para analizar los pros y contras, así como la viabilidad económica, técnica,… de municipalizar este servicio.

El portavoz del equipo de Gobierno, Daniel Manrique, insistió en su intervención en la necesidad de esperar unos plazos hasta concluir el estudio, momento en el que se tendría toda la información para poner sobre la mesa las ventajas e inconvenientes sobre la municipalización del abastecimiento del agua, que es el único apartado que no gestiona el Ayuntamiento.

La sesión plenaria que superó las cinco horas de duración, arrancó con la aprobación de las actas de las sesiones celebradas desde julio, el Pleno Ordinario de este jueves abordaba varios puntos para dar cuenta e informar en el seno del pleno de asuntos tales como los Decretos y Resoluciones de Alcaldía dictados desde el último Pleno Ordinario; los viajes oficiales realizados por el Equipo de Gobierno; el informe de la Intervención Municipal sobre el seguimiento de la ejecución del Plan de Ajuste del Ayuntamiento de Rota, correspondiente al tercer trimestre del ejercicio 2015; los datos de ejecución trimestral, correspondiente al tercer trimestre de 2015, remitidos al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas; y la información de la ejecución del presupuesto, correspondiente al segundo cuatrimestre de 2015.

Después de la aprobación del punto 8º, para rectificar un error material detectado en el artículo 11º.1 b) de la Ordenanza Fiscal número 1.0, el Pleno entró en el primer punto de debate abordando una propuesta presentada por el teniente de Alcalde Delegado de Presidencia y Régimen Interior, Daniel Manrique, para revocar la encomienda de gestión atribuida a la Entidad Urbanística de Conservación de los servicios públicos de recogida neumática de residuos sólidos urbanos, suministro domiciliario de agua potable y saneamiento, en el complejo urbanístico de Costa Ballena.

Los grupos municipales aprobaron por unanimidad esta propuesta que tal y como indicó el portavoz del equipo de Gobierno afecta a servicios y competencias que corresponde al Ayuntamiento, ya que no se trata de rescatar un servicio, sino de que la titularidad de la gestión sea directamente por parte del Ayuntamiento y no a través de esta encomienda.

El uso de las energías renovables y el desarrollo sostenible centraron los dos siguientes puntos, que toda la Corporación estuvo de acuerdo en aprobar. Así, en el primero de los casos la votación fue unánime a favor de la moción presentada por el grupo municipal de

Roteños Unidos, para que sean tenidas en cuenta las medidas previstas en el Real Decreto 287/2015, de 17 de abril, relativo a la concesión directa de ayudas a la adquisición de vehículos eléctricos en el año 2015, con respecto al cambio de vehículos de la flota del Ayuntamiento y de la empresa municipal AREMSA.

En la moción conjunta presentada por los grupos del Partido Socialista, el Partido Izquierda Unida-Los Verdes y la Agrupación de Electores Si se puede Rota, para mostrar el rechazo del Ayuntamiento de Rota al Real Decreto 900/2015, de autoconsumo, e instar al Gobierno de España a la derogación del mismo, fue aprobada por mayoría, con los votos a favor de PSOE, IU, RRUU y ‘Si se puede Rota’, y los votos en contra de PP.

El punto 12 del orden del día también salió adelante, aunque con dispar apoyo, ya que los cuatro puntos que conformaban la moción presentada por la Agrupación de Electores Si se puede Rota, para mostrar el rechazo a las medidas propuestas por el Ministerio de Hacienda, en relación con los plazos para el pago de la deuda a proveedores y contratas, fueron finalmente votados por separado. Así, el primero de los puntos se aprobó por mayoría con los votos en contra de PP y la abstención de RRUU; mientras que los restantes puntos se acordaron por unanimidad.

La sesión continuó aprobando por unanimidad la moción de la Agrupación de Electores Si se puede Rota, para prohibir el uso de glifosato y productos similares en todo los lugares públicos del municipio y sean sustituidos por métodos mecánicos y/o térmicos no contaminantes.
Tras un receso de unos veinte minutos, para analizar algunas enmiendas que se presentaron, el Pleno retomaba la sesión con dos mociones de la Agrupación de Electores Si se puede Rota, una para declarar el municipio de Rota “Zona libre de transgénicos”, que no salió adelante; y otra para instar al Organismo competente del Ministerio de Industria y Energía a que efectúe mediciones de radioactividad electrónica y la realización de un mapa de radiofrecuencias, que fue aprobada por unanimidad.

En el capítulo de urgencias, se abordaron dos propuestas una relacionada con el 25 de noviembre, Día Internacional contra la violencia de género; y otra sobre medioambiente.Los ruegos y preguntas concluían la sesión plenaria, dando paso a las intervenciones de ciudadanos y grupos que expusieron varios temas a la Corporación.

Compartir con: