publicidad


El Ayuntamiento va a licitar en breve la ejecución de esta infraestructura para la que ya cuenta con presupuesto, 100.000 euros del remanente de tesorería de 2019, y que dará soporte a todo el futuro desarrollo de esta zona de la ciudad

El proyecto de construcción de un nuevo centro de transformación para mejorar el suministro eléctrico en Gallineras sigue dando pasos en positivo. En esta ocasión, se trata del acuerdo que ha alcanzado el Ayuntamiento de San Fernando con los propietarios del terreno en el que se debe ubicar esta instalación, lo que va a permitir agilizar la ejecución de la infraestructura al tratarse de un suelo que no está afectado por limitaciones como el Dominio Público Marítimo Terrestre o cualquier otra restricción.

De esta forma, este acuerdo con los propietarios permite la cesión del uso del suelo al Ayuntamiento para levantar esta dotación que es fundamental para el futuro desarrollo de Gallineras, ya que va a posibilitar no solo la construcción del nuevo edificio náutico que va a ejecutar el Consistorio, que va a contar con un equipamiento muy superior al actual y requiere mayor potencia eléctrica, sino que permite a esta zona sin urbanizar disponer de las infraestructuras necesarias para el desarrollo del Área de Reforma Interior con zona comercial, hotelera y residencial social y de venta libre.

En este punto, y dado que este acuerdo permite una ejecución más rápida, el Ayuntamiento va a licitar en breve las obras de este proyecto para el que ya cuenta con presupuesto de 100.000 euros procedentes del remanente de tesorería del pasado año, y a cuyo uso se dio el visto bueno en el pleno extraordinario de la pasada semana.

Así, con esos fondos procedentes de la liquidación presupuestaria se podrá encarar la ejecución del centro de transformación, así como otra pequeña actuación para retirar los postes de teléfono de madera que han quedado en el nuevo paseo marítimo.

La dotación de mejores infraestructuras a la zona de Gallineras se completa también con los trabajos de saneamiento, infraestructura e instalaciones necesarias para una estación de bombeo, equipada para poder dar servicio a toda el área de desarrollo y actuaciones en abastecimiento de agua e instalaciones eléctricas. Estas obras, que está ejecutando la empresa Garrucho por algo más de 144.000 euros, se están reactivando ahora tras la paralización provocada por las medidas para prevenir el contagio del coronavirus.

Son todas estas nuevas infraestructuras y dotaciones las que van a permitir ampliar las posibilidades de desarrollo de esta zona de la ciudad, con nuevos usos y una enorme proyección que van a beneficiar no solo al conjunto de la ciudad de San Fernando, sino también especialmente a los vecinos y vecinas de Gallineras y también de la barriada de La Almadraba.

Hay que recordar también que en esa zona ya se ha realizado por parte de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA) y el Ayuntamiento un proyecto global de reurbanización. Ha sido una intervención de gran calado que ha cambiado la fisonomía de este enclave de la ciudad destinado a convertirse en lugar para potenciar el deporte y el turismo náuticos, las actividades pesqueras y recreativas, con lo que eso conlleva de generación de riqueza y empleo. Entre las actuaciones más importantes cabe destacar la construcción del paseo marítimo en contacto con el caño y la lámina de agua, una marina seca, el mirador elevado, así como espacios peatonales y para bicicletas para mejorar la movilidad. 

También hay que resaltar la importancia de que la zona de Gallineras se encuentra justo en el centro de otras de las más importantes actuaciones transformadoras de la ciudad, las que se van a realizar en la franja este de San Fernando con los fondos europeos de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI), y que en alguno de los casos ya ha comenzado su ejecución material.

Así ha ocurrido con la obra para el tapado de la pieza trasera de la barriada de La Almadraba, que justo ha comenzado a ejecutarse hoy tras las pruebas de la pasada semana en la zona, y que va a posibilitar en una segunda fase el embellecimiento de todo el entorno mediante la construcción de un paseo peatonal y las infraestructuras necesarias sobre la pieza ya cerrada.