publicidad


Encarnación Niño, diputada de Función Pública, ha reconocido el trabajo de los servicios esenciales durante la pandemia

Acuerdo en la Mesa General de Negociación para la incorporación presencial escalonada de los empleados públicos de la Diputación de Cádiz, tras la reunión por videoconferencia mantenida por la diputada de Función Pública, Encarnación Niño, y los representantes de los sindicatos. Una videoconferencia en la que también participaron Jesús Solís, director del área de Servicios Económicos; Fabián Santana, director del área de Coordinación y Desarrollo Estratégico, Productivo y Social; Manuel Luna, director del Área de Cooperación y Asistencia a Municipios y María Luisa Soto, responsable del Servicio de Salud Laboral, junto con otros directivos de la institución.

Los representantes de los trabajadores mostraron en la reunión su conformidad con el documento presentado por Función Pública, que incorporaba las propuestas de los sindicatos, en el que se establecen las distintas fechas de incorporación en función de las necesidades de las distintas áreas de gobierno y administración, siempre velando por el cumplimiento de las medidas de seguridad frente al virus COVID-19, determinadas por el Servicio de Prevención.

Desde la declaración del estado de alarma se establecieron servicios esenciales en la atención a la residencias de ancianos o en el centro agrícola y ganadero. En el documento aprobado ahora se declaran nuevos servicios como esenciales, dando lugar a una incorporación presencial casi inmediata de los empleados a sus puestos de trabajo. Este es el caso del Servicio Provincial de Recaudación y Gestión Tributaria, que precisa comenzar su actividad ante la demanda de los ayuntamientos de la provincia y de la ciudadanía. Lo mismo ocurre con la atención en los servicios educativos, que conforme a lo establecido por la Junta de Andalucía, deben permanecer abiertos para prestar atención presencial. También se incluyen en este apartado todas las tareas relacionadas con las obras y actuaciones de mantenimiento de infraestructuras de la provincia, como el Servicio de Asistencia a Municipios y la gestión del Profea. Para otros servicios la incorporación presencial escalonada será a partir del 1 de julio.

En la reunión se acordaron la adopción de diversas medidas de prevención frente al virus COVID-19, tanto a título individual como colectivo. Se concretó el uso de equipos de protección individual facilitados por la administración provincial, con el fin de proteger tanto a los empleados públicos como a los ciudadanos que sean atendido por éstos; la desinfección con los productos adecuados de las instalaciones públicas, para que su uso por la ciudadanía y trabajadores sea seguro, así como la limpieza de otros bienes muebles necesarios para el desarrollo normal de las actividades de la Diputación.

La diputada Encarnación Niño quiso hacer público el reconocimiento del trabajo presencial de todos aquellos empleados cuyos servicios fueron declarados esenciales desde que se declaró el estado de alarma, y al conjunto de los empleados que desde su sitio, cada uno, han hecho posible mejorar las condiciones de los ciudadanos de la provincia. Todas las partes agradecieron el enorme esfuerzo llevado a cabo en este período por estos empleados públicos, en unas condiciones muy difíciles para el desempeño de sus tareas.