publicidad


El grupo provincial valora la labor del Servicio de Producciones Audiovisuales en la realización de un documental sobre el personaje, pero lamenta que el general golpista siga presidiendo la plaza principal del municipio isleño. “Es el momento de que el Gobierno de Diputación convenza a los socialistas isleños a que cumplan la Ley de Memoria Democrática”

Adelante Cádiz ha animado al Gobierno de la Diputación de Cádiz a que trabaje para la retirada de la estatua del general golpista Enrique Varela en San Fernando convenciendo al Ayuntamiento de San Fernando a que haga cumplir la Ley de Memoria Histórica 52/2007 sobre la retirada de símbolos franquistas. “Felicitamos al Servicio de Producciones Audiovisuales de la Diputación por la realización de un documental sobre Varela y la difusión, con el Servicio de Memoria Democrática, de contenidos e historias de nuestra provincia que el silencio del franquismo ha sepultado, pero creemos que es el momento de retirar a personajes como éste, que comandó en Cádiz el golpe militar a un régimen democráticamente constituido como fue la II República”.

El grupo provincial ha insistido en valorar el trabajo del Servicio de Memoria Democrática de la Diputación, que mantiene la financiación para la exhumación de fosas, como ahora mismo en Jimena,  frente “al Gobierno del Moreno Bonilla, preso de la ultraderecha de VOX, que está dejando morir la Ley de Memoria Democrática de Andalucía 2/2017”. Por eso, “aquí no caben medias tintas y el PSOE en Diputación no puede hacer una cosa, y en San Fernando, otra”.

“La alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada, tiene que ser valiente y no parapetarse detrás de una remodelación de la plaza del Rey que nunca llega, para no acometer la retirada de la estatua del golpista, mandatada además por un acuerdo plenario de la anterior legislatura. Hay que ser coherentes y respetuosos siempre con las víctimas del franquismo”, han insistido desde el grupo provincial. 

Finalmente, Adelante Cádiz reclama a la Junta el cumplimiento de la Ley de Memoria andaluza,  no sólo en materia de exhumaciones y reparación a las víctimas, sino en lo que se refiere a la inclusión de la Memoria Democrática en el currículo de la educación Primaria, Secundaria, ESO, Bachillerato y Educación Permanente para personas adultas, tal como se recoge en el artículo 47 de dicha Ley. “Esto es una cuestión de derechos humanos, reconocida por la ONU, y de valores democráticos: en Andalucía tenemos 708 fosas y en nuestra provincia, 116, cuyos familiares siguen esperando encontrar a las víctimas y teniendo que ver todos los días a golpistas como el general Varela presidiendo un espacio público”.