Adif está trabajando para la reparación y puesta en servicio de las tres líneas ferroviarias que se han visto afectadas por el temporal de lluvia que ha asolado Andalucía este fin de semana. En concreto, se trata de las líneas en ancho convencional Córdoba-Málaga, Bobadilla- Algeciras y Bifurcación Utrera-Fuente de Piedra.

En estos momentos, el personal técnico de Adif está reconociendo algunos tramos a los que no se podido tener acceso durante el fin de semana a fin de poder determinar los daños ocasionados y las medidas a ejecutar con objeto de poder restablecer el servicio ferroviario en las mayores condiciones de seguridad.

Para estas actuaciones Adif está  utilizando vehículos de carretera y de vía, sin embargo, debido a que hay muchos caminos y carreteras impracticables, hay lugares a los que los técnicos están teniendo que acceder a pie. También hay algunos puntos totalmente impracticables y a los que aún no han podido acceder estos equipos de mantenimiento para inspeccionar la zona.

Los técnicos de Adif, y tras una primera evaluación, darán prioridad al restablecimiento de la circulación en el eje Córdoba-Bobadilla-Algeciras, ya que la gravedad de los desperfectos ocasionados en la línea ferroviaria que une Sevilla y Málaga conllevará actuaciones de mayor calado, sobre todo después de que el puente del tren fuera arrasado por una crecida del arroyo Blanco, a la altura de la localidad sevillana de Aguadulce.

Línea Bobadilla-Algeciras

La línea Bobadilla-Algeciras se ha visto afectada en dos de sus tramos de la provincia de Málaga, concretamente, entre Bobadilla y Almargen, donde la acumulación de agua ha provocado el desguarnecido (pérdida del balasto) en su totalidad entre los puntos kilométricos (pp.kk.) 24/800 y 25/700; y en el pp.kk. 27/000, donde una avenida de agua  y arrastre de ramas y pasto ha provocado desperfectos.

También se produjo un desprendimiento de piedras entre los puntos kilométricos 91/100 y 91/ 500, concretamente entre las poblaciones de La Indiana y Benaoján, que ya ha sido solventado.

Línea Bifurcación Utrera-Fuente de Piedra

En la línea Bifurcación Utrera-Fuente de Piedra, que discurre por las provincias de Sevilla y Málaga, se han registrado dos incidencias, la más importante ocurrida entre los municipios sevillanos de Osuna y Pedrera, donde la crecida del arroyo Blanco arrasó en la madrugada del sábado al domingo la estructura metálica con la que la vía salva el cauce. Este puente metálico, situado en el punto kilométrico 82/353, fue arrastrado por las aguas, observándose que las traviesas se encuentran colgando de los dos pilotes extremos.

También se ha producido un desguarnecido de vía en un vano de 6 a 8 metros entre Marchena y Osuna (Sevilla), donde el agua ha arrastrado la capa de balasto en unos 50 metros por el exterior de la vía.

Línea Córdoba-Málaga

En la línea de ancho convencional Córdoba-Málaga se han detectado 4 incidencias. El temporal ha afectado al tramo entre Fuente de Piedra y Antequera Santa Ana, donde se ha producido un desguarnecido de vía entre los pp.kk. 115/950 y 116/050; al trayecto La Roda de Andalucía-Fuente de Piedra, donde la acumulación de agua en el carril ha provocado que vías y agujas impares queden inundadas, y al tramo comprendido entre Córdoba Mercancías y Los Prados.

Por último, se ha detectado un desprendimiento en una hinca de carriles que ha interceptado en 20 metros la vía a la altura del pp.kk. 139/940, entre Gobantes y El Chorro, en Málaga.

Compartir con: