Esta mañana se ha dado a conocer, la disolución de la empresa AREMSA. Así lo ha anunciado en rueda de prensa, el primer teniente de Alcalde, Daniel Marrique, quién además ha informado sobre las presuntas irregularidades en el cien por cien de los contratos analizados en el muestreo y realizados por la antigua AREMSA.

Manrique también ha anunciado que tras la disolución de la citada empresa, se creará una nueva sociedad de responsabilidad limitada: Movilidad y Desarrollo Urbano Sostenible (MODUS), que será totalmente controlada y gestionada por el Ayuntamiento de Rota, a través de la Secretaria General y la Intervención municipal.



Manrique recordó que esta actuación se enmarca en el compromiso del gobierno de PSOE e IU de mejorar la estructura del Ayuntamiento, eliminando las funciones y empresas municipales, tales como SURSA y SODESA.

Según indicó el teniente de alcalde, “la eliminación de AREMSA no entraba en un principio en la hoja de ruta del Gobierno, que sí planteaba un cambio en la citada empresa. Pero, finalmente, y ante la actitud de bloqueo de la oposición que hacía imposible la gestión de la empresa, el Gobierno inició la supresión de AREMSA, en dos fases. La primera, en enero de 2017, con la subrogación de gran parte de los servicios de AREMSA al Ayuntamiento; y una segunda fase que concluirá con la eliminación de esta empresa como se conoce actualmente”, asegura.

Apunta que ha sido un proceso lento, ya que se ha necesitado de la autorización del Ministerio de Hacienda, que en un principio exigió al Ayuntamiento un nuevo plan de ajuste que supondría subida de impuestos, algo que el Gobierno municipal descartó, para buscar una vía alternativa que permitiera crear una sociedad con un funcionamiento similar a la de un ente público empresarial, pero sin que perjudicara a los ciudadanos.

El teniente de alcalde explicó que para este mismo jueves se ha convocado el Consejo de Administración de AREMSA, para aprobar el proyecto de Estatuto de la nueva empresa, de manera que una vez esté aprobado, el 15 de marzo se convocará la Junta General de AREMSA para la aprobación definitiva de esta actuación, y poder registrar en el Registro Mercantil la nueva sociedad.

A partir de este registro “se abre un nuevo tiempo para los servicios que gestionará Movilidad y Desarrollo Urbano Sostenible, MODUS Rota S.L.”.
Manrique quiso explicar las diferencias que existirán entre la anterior empresa municipal AREMSA y la nueva MODUS, así como las mejoras que se han incorporado a sus estatutos para garantizar entre otros aspectos una mayor claridad en cuanto a competencias, contrataciones ajustadas a Ley, y nuevos órganos de gestión y seguimiento en los que se prohibe retribución alguna para los cargos que los compongan.

Los estatutos de la nueva sociedad de responsabilidad limitada establecen en el objeto social, que MODUS Rota se encargará de la infraestructura urbana y medioambiental, el ciclo del agua (suministro, saneamiento y depuración), la conservación de vías públicas y señalización de tráfico, la gestión del alumbrado público y de eventos; la parte de la recogida de residuos sólidos urbanos y limpieza viaria que no están contratada con FCC, la protección del medioambiente y conservación de parques y jardines, playas y parques periurbanos, del parque móvil municipal, y la gestión y administración de bienes de naturaleza privada del Ayuntamiento.

Así, desaparecen del objeto social servicios tales como conserjería, vigilancia, instalaciones deportivas, informática, calidad,… “que no se justificaba con la naturaleza de la empresa” indicó Manrique.

Desglosando las diferencias y mejoras que conlleva la creación de MODUS, el teniente de alcalde indicó que se ha eliminado de los estatutos la cláusula residual que permitía que la empresa pudiera acometer otros servicios a petición del Gobierno municipal, ya que a partir de ahora dicho extremo tendrá que ser aprobado por el Pleno.

En cuanto al organigrama, la nueva MODUS Rota contará con un presidente y una Consejo de Administración de entre 3 y 6 consejeros, de manera que la oposición no pueda bloquear su gestión. Además, se creará un órgano nuevo: una comisión de seguimiento que dará cabida a representantes de todos los grupos del arco plenario, que de manera regular tendrán información detallada, en una apuesta por la transparencia.

Con respecto a estos órganos, Manrique destacó que en los estatutos de la nueva MODUS se ha incluido una cláusula por la que se prohíbe expresamente cualquier tipo de retribución para los cargos de dichos órganos, bajo ningún concepto, ni dietas, ni indemnizaciones, …. Todo ello con el objeto de acabar con los sobresueldos que conseguían determinados concejales.

Dichos estatutos recogen también la obligatoriedad de realizar una auditorio anual, que los contratos con proveedores se adjudiquen según la Ley de Contratos del Sector Público; así como que los contratos de personal se realicen respetando los criterios de igualdad, transparencia, mérito y publicidad, para evitar así contrataciones “a dedo”.

En relación al tema de contrataciones, Manrique adelantó que en el Consejo de Administración de este jueves también se verá el informe que la auditoría externa ha realizado sobre la contratación en AREMSA en anteriores legislaturas. Un informe “aplastante” que pone de manifiesto que los contratos se realizaban sin control objetivo.

De hecho, el informe, que se publicará en el portal de la transparencia del Ayuntamiento, revela que aunque AREMSA estaba obligada desde 2007 a realizar procesos de selección con los principios de igualdad, transparencia, méritos y publicidad, el cien por cien de los contratos estudiados en el muestreo han resultado ser contratos con irregularidades. En este sentido, el teniente de alcalde entró en detalle explicando que 17 de los 50 contratos analizados en el muestreo, corresponden a contratos temporales sin proceso de selección, que se fueron renovando; 18 a contratos subrogados de otras empresas; 15 a contratos indefinidos sin procesos de selección.

La sede de la nueva empresa se mantendrá por el momento donde se ubica AREMSA, a la espera de trasladarla al centro, ya que la intención del Gobierno municipal es que MODUS funcione como un apéndice del Ayuntamiento, y por tanto que esté controlada por éste.

En cuanto al personal actual de AREMSA, y que en estos momentos se limita a unas 50 personas,  pasarán a ser personal de la nueva empresa, que tendrá entre sus cometidos elaborar una Relación de Puestos de Trabajo que determine las necesidades de contratación.

Compartir con: