La empresa Soñadores 2014 S.C. se ha hecho con la concesión demanial para la instalación y explotación del quiosco-bar ubicado en el parque Almirante Laulhé, por un plazo de diez años improrrogables y un canon anual que supera los 3.600 euros, tras el visto bueno de la Mesa de Contratación del Ayuntamiento.

Los promotores del establecimiento reformarán previamente el local utilizando para ello materiales reciclados y creativos, incluyendo detalles estéticos singulares que puedan ser usados por los más pequeños, como una pizarra gigante en uno de los muros.

Entre los servicios que prestarán se encuentran los de desayunos, comidas y tarde-noche, incluyendo platos elaborados con productos ecológicos de temporada y conservas gourmet, una carta de vinos de la zona, una carta para celíacos y otra para vegetarianos, variedad de panes, leches o infusiones, e incluso copas y coctelería fusionando el ocio de los padres con los juegos de los niños.

Actividades
Ya que la concesión es de larga duración, los promotores también han pensado en programar paulatinamente actividades tanto para adultos como para niños y niñas.

Uno de los proyectos de la empresa es la creación de un teatrillo de títeres fijo, ya sea con funciones los fines de semana o para que los mismos pequeños jueguen con ellos. También quieren establecer un punto de reciclaje de juguetes, de forma que los padres y madres que lo deseen puedan dejar los que ya no utilicen en sus instalaciones para que o bien sean utilizados por los pequeños que acuden al local o para hacerlos llegar a los que más los necesiten.

Para jóvenes y adultos, tienen en mente una zona de lectura con intercambios de libros e intercambios culturales.

Los empresarios aseguran que van a colaborar con todas las actividades que se generen en el pabellón de deportes municipal, ya sean conciertos, actos relacionados con la fiesta del carnaval, día de San Antón, etcétera. También lo harán con los actos que programe el Ayuntamiento en el parque o con asociaciones o entidades de la ciudad con mercadillos benéficos o talleres de manualidades; entre otras actividades.