Redacción | San Fernando.-  La Consejería de Fomento y Vivienda ha adjudicado, a través de la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, el contrato de asistencia técnica para la pre-explotación y trabajos previos a la puesta en marcha comercial del Tren Tranvía de la Bahía de Cádiz por importe de 1,14 millones de euros.

Los trabajos de asistencia técnica, que realizará la UTE 2IT/Metropolitano de Tenerife, proporcionarán el soporte necesario para el desarrollo integral de la fase de pruebas dinámicas con la flota de unidades del ferrocarril metropolitano, así como la elaboración de las normativas, reglamentos y certificaciones que requiere la entrada en servicio de este sistema de transporte público colectivo.

La vigencia del contrato de 20 meses permitirá cubrir, con el personal especializado que proporcione la UTE, tanto las necesidades de asistencia técnica a la Agencia de Obra Pública tanto para el desarrollo del modelo de gestión como para el operativo de fases previas a la explotación comercial, que incluye las denominadas pruebas en blanco, es decir, la simulación de marcha comercial con trenes pero sin pasajeros, indispensable para la puesta en servicio.

La Consejería de Fomento y Vivienda retomará, con este contrato, las pruebas dinámicas con trenes en trazado tranviario entre San Fernando y Chiclana en el segundo trimestre de este año 2016. En una primera fase de pruebas, realizada el pasado mes de noviembre de 2014, se contabilizaron un total de 500 kilómetros de recorrido entre la parada de La Ardila, en San Fernando, y el Pinar de los Franceses, en Chiclana de la Frontera.

La finalidad de estos primeros ensayos, que se ampliarán al total del recorrido del tranvía, fue comprobar la correcta adecuación o integración de la infraestructura, tanto de la plataforma como del gálibo de la catenaria y andenes, y de los sistemas energéticos, con el vehículo circulando con tracción eléctrica. En paralelo se está desarrollando la última fase de homologación del material móvil en la vía férrea entre Irún y Vitoria, trabajos que acumulan ya 14.000 kilómetros recorridos y que están coordinados entre la Consejería de Fomento, Renfe, Adif y CAF Santana, que es el fabricante de las siete unidades de tren tranvía.

Fases de prueba

De cara a la siguiente fase de pruebas dinámicas, la asistencia técnica recientemente adjudicada verificará que toda la infraestructura, sistemas e instalaciones y el propio material móvil tienen la puesta a punto necesaria para las pruebas de integración, que son aquellas donde la unidad circula en interacción con los sistemas de señalización y comunicaciones.

Durante esta primera etapa de los trabajos, la asistencia técnica dará apoyo a la Consejería de Fomento y Vivienda en el desarrollo de toda la documentación normativa y reglamentaria necesaria para la puesta en servicio comercial, así como para la elaboración de la documentación relativa a la organización del trabajo y a la organización del mantenimiento. La empresa proporcionará personal para la coordinación de estos trabajos, así como para la propia conducción de las unidades del tren tranvía, cuya flota está compuesta por siete vehículos.

En una segunda etapa, la asistencia técnica participará en el desarrollo de las pruebas en blanco, que es el test final previo a la puesta en servicio comercial, proporcionando formación teórica y práctica a todo el personal vinculado con estos ensayos finales. La UTE 2IT/Metropolitano de Tenerife también deberá expedir los correspondientes certificados de seguridad integral del sistema de señalización ferroviaria, comunicaciones, material móvil y del resto de equipamientos del tren tranvía. La aportación de dicha asistencia técnica a la fase ya de explotación comercial será ya más testimonial y acotada.

La Consejería de Fomento y Vivienda plantea, desde la génesis de esta actuación, la cooperación con el Ministerio de Fomento para que la gestión de la infraestructura (fundamentalmente la coordinación de la señalización ferroviaria y tranviaria) sea asumida por ADIF y la explotación comercial por RENFE Operadora, dado el carácter dual de este ferrocarril metropolitano, diseñado para circular por plataforma tranviaria y por la línea ferroviaria existente entre La Ardila y la estación central de ferrocarril en Cádiz. El contrato de asistencia técnica se adapta a este enfoque de modelo de gestión y operación, pero también es válido para otras alternativas.

El Tren Tranvía de la Bahía de Cádiz, infraestructura de transporte que ejecuta la Consejería de Fomento y Vivienda con cofinanciación de Fondos FEDER, consta de un trazado de 24 kilómetros de longitud, de los que 14 kilómetros corresponden a la plataforma tranviaria de nueva construcción entre Chiclana y San Fernando, y los diez kilómetros restantes a la línea ferroviaria Sevilla-Cádiz, entre el Nudo de la Ardila y la estación de ferrocarriles central de la capital, en la Plaza de Sevilla. En su recorrido se dispondrá de 21 paradas, que darán cobertura a una  población servida de 234.000 habitantes.