Redacción | Cádiz.- Cuarenta agentes del grupo Charly de la Policía Local están reforzando sus conocimientos sobre emergencias sanitarias y técnicas de salvamento acuático mediante un curso que está compuesto por 32 horas lectivas que se reparten entre cuatro días. Esta formación, que este año cumple su tercera edición, se está desarrollando en dependencias de la Escuela de Seguridad Pública (ESPAC), en las instalaciones del complejo deportivo El Cano y en la Escuela Municipal de la  Playa de Cortadura.

En esta iniciativa colabora el Instituto Municipal del Deportes del Ayuntamiento de Cádiz y está dirigida a todos los agentes que prestan sus servicios en las playas de la ciudad, así como a otros integrantes del colectivo que lo realizan de forma voluntaria. Además, se desarrolla ahora con el propósito de que los agentes estén preparados de cara a la temporada alta de playas. La actividad, impulsada y dirigida por la ESPAC, cuenta con la colaboración de personal sanitario (Instructores del Plan Nacional de RCP) e instructores del propio Cuerpo de Policía Local.


Los agentes policiales han desarrollado esta mañana diversos ejercicios de esfuerzo en la playa de Cortadura como calentamiento previo a la prueba del simulacro. El coordinador del curso y oficial de la Policía Local de Cádiz del grupo de Servicios Especiales, Ernesto Pérez, ha explicado que este curso pretende proporcionar “una herramienta de trabajo a los policías que trabajan directamente con el medio acuático natural”. Para ello, en estos días realizarán diversas técnicas que, en el caso de que se produzca un accidente, “deberán desarrollarlas con objeto de proporcionar un nivel mayor de seguridad tanto a la víctima como al propio agente”.

Pérez también ha indicado que “la  propia singularidad de esta ciudad nos impone estas actuaciones, ya que prácticamente vivimos en una isla y este tipo de casos se nos presenta con frecuencia, y no sólo durante la temporada estival”.

La presencia policial permanente en espacios públicos, en lugares de concentración y de ocio, su capacidad de gestión y respuesta y los tiempos de reacción sitúan al agente de Policía Local en un elemento cercano y casi siempre suelen ser los primeros en actuar en accidentes acontecidos en espacios acuáticos naturales y situaciones de emergencias sanitarias, fuera del ámbito hospitalario.

Por su parte, el médico del Instituto Municipal del Deporte e instructor de salvamento acuático en playas,  Francisco Luis Peral Pérez, ha resaltado que en esta tercera edición del curso “estamos consiguiendo ya unos objetivos de optimización”. Y ha señalado que la intervención policial es “fundamental” en este tipo de actuaciones en las que también interviene el equipo y el dispositivo de salvamento y socorrismo, “pero precisan de la seguridad del entorno y también necesitan que la cadena de salvamento dé continuidad para que los servicios de emergencia sanitaria acudan y puedan intervenir de manera eficaz y eficiente”.

Según la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, cada día fallecen en España alrededor de 100 personas por un paro cardiaco. Además, los fallecimientos por ahogamiento son una de las principales causas de muerte en España, por causas externas, según el INE. Siete de cada diez ahogamientos son en entornos naturales. Peral Pérez ha precisado que el ahogamiento es la segunda causa de muerte infantil y adolescente.

Por estos motivos, el curso ha sido dividido en dos módulos, emergencias sanitarias y soporte vital básico por un lado, y técnicas de salvamento acuático por otro. Sus contenidos persiguen disminuir la mortalidad y las secuelas que ocasionan las paradas  cardiacas, difundir las técnicas de Soporte Vital Básico y uso de DEA (Desfibriladores  Externos Automatizados) entre primeros intervinientes, contribuyendo a impulsar estrategias dirigidas a la desfibrilación temprana.

En cuanto a salvamento acuático, sus objetivos se dirigen a impulsar estrategias dirigidas por la Policía Local en su intervención inicial ante accidentes en playas, participar en la prevención de accidentes y la identificación de situaciones de riesgo y facilitar la integración de los Policías Locales como primeros intervinientes en la cadena de salvamento.

Por último, los alumnos contribuirán a la elaboración de un manual de procedimientos de actuaciones de los Policías Locales en Cádiz, en relación con su actividad profesional en Espacios Acuáticos Naturales (playas). Mediante la realización del citado curso se pretende aumentar la eficacia y la calidad del servicio policial, tanto en las labores de prevención de riesgos como en la reducción de las consecuencias de este tipo de accidentes.

Compartir con: