La concejala de Enseñanza, Ana Fernández, se ha reunido hoy con una representación de padres y madres de alumnos del colegio público Josefina Pascual para abordar las quejas y denuncias sobre el obligado traslado del alumnado al colegio Santa Teresa para el uso del comedor ante el inicio de las obras en el propio centro.


Ana Fernández ha estado en contacto tanto con la representación de los padres como con la dirección del centro para poner a su disposición los recursos municipales de los que dispone. Así, ha adelantado que una de las medidas adoptadas se ha tomado ya desde las delegaciones de Seguridad y Tráfico para garantizar la ausencia de incidentes durante el traslado de estos alumnos.

De esta manera, a partir de este lunes, agentes de la Policía Local y efectivos de Protección Civil cerrarán al tráfico dos calles que conectan el colegio Josefina Pascual con Santa Teresa y vigilarán el recorrido para garantizar la seguridad de todos los alumnos.

Ante las demandas y quejas de los padres, la concejala de Enseñanza reclama a la Junta de Andalucía que dé una respuesta efectiva al “problema que ellos mismos han generado”. Ana Fernández ha asegurado que “desde el Ayuntamiento hemos cumplido con las obras de mantenimiento en más de una decena de colegios realizadas durante el verano y antes del inicio del curso, por lo que entendemos que los trabajos en el Josefina Pascual no se han gestionado bien”.

A esto suma que estas mejoras en el centro escolar “responden a una demanda que los padres llevan haciendo desde hace tiempo”. La concejala ha pedido que “se busquen medidas alternativas que se ajusten a las necesidades de alumnos y padres ya que son muchas las personas afectadas por este desajuste”.

Compartir con: