Redacción | Cádiz.- La empresa municipal Aguas de Cádiz convocará  un proceso público de selección de personal. Cabe destacar que, en los últimos años, la presidencia de Aguas de Cádiz había optado por cubrir puestos “estructurales” mediante contrataciones a través de empresas de trabajo temporal, una dinámica que la actual presidencia, que recae en Manuel González Bauza, pretende cortar con una futura convocatoria pública de plazas para garantizar así que sean los principios de igualdad, mérito y capacidad los que primen las contrataciones.

Con este proceso que va a abrirse en Aguas de Cádiz se da cumplimiento a un mandato del Pleno del Ayuntamiento de Cádiz para estudiar y regularizar los procesos de contratación en la empresa municipal.


Aguas de Cádiz ha llevado a cabo un análisis de sus necesidades de personal tras más de una década sin que se hayan incorporado nuevas plazas, unas necesidades que “deben analizarse y definirse en el marco establecido por la Ley, que establece unos límites en la incorporación de nuevos efectivos de personal”, según indica su presidente.

En este contexto, Aguas de Cádiz ha determinado que las necesidades más urgentes en relación a la incorporación de personal se concretan en cinco plazas: la de dirección técnica, la de técnico/a en hidráulica y tres puestos para labores administrativas. La selección de todas ellas se ha encargado a una empresa de reconocido prestigio, se realizará mediante convocatoria pública y en virtud de los principios de igualdad, mérito y capacidad.

En primer lugar se convocará la de dirección técnica, y más adelante se hará lo propio con el resto de plazas una vez se constate, en cada caso, que ha quedado vacante la convocatoria interna entre los propios trabajadores de Aguas de Cádiz. Esta oferta de empleo ha sido ya comunicada al comité de empresa de Aguas de Cádiz.

Es preciso recordar, al respecto, que el Ayuntamiento de Cádiz decidió paralizar el pasado mes de agosto y hasta nuevo aviso un “dudoso” proceso de contratación que ya estaba iniciado en la empresa municipal de siete personas que accedieron a distintos puestos “estructurales” a través de una empresa de trabajo temporal y que llevaban varios años en la empresa. El concejal de Personal del Ayuntamiento de Cádiz, Manuel González Bauza -que por entonces no era aún presidente de la empresa municipal-, señaló que la paralización de ese proceso obedecía a la necesidad de garantizar que las contrataciones por Aguas de Cádiz se hicieran según los principios de igualdad, mérito y capacidad.

Compartir con: