La empresa municipal Aguas de Cádiz está coordinando diversas actuaciones contempladas en el Plan Director de Infraestructuras con las obras del carril bici que se están ejecutando en diversas zonas de la ciudad. En dicho plan, presentado a principios de este año, se analizan las deficiencias y necesidades en las infraestructuras hidráulicas del municipio, incluyendo la red de saneamiento y abastecimiento en la zona de Cortadura.

En el tramo coincidente con el eje del carril bici de Cortadura, el Plan Director contempla realizar dos actuaciones que se están llevando a cabo ya estos días. En esta ocasión, se actúa sobre las redes de saneamiento y la de abastecimiento. Concretamente, en la de saneamiento se van a reponer 405 metros lineales de colector de gres vitrificado de 600, 500 y 400 milímetros de diámetro, con sus respectivas sustituciones de acometidas, entre las calles Villa de Paradas y Caracolas.

El Plan Director de Infraestructuras recoge y prioriza la necesidad de sustituir de manera urgente este tramo de colector de aguas fecales, puesto que su mal estado de conservación ha venido ocasionando problemas a los vecinos.

En cuanto a la red de abastecimiento, en el Paseo Marítimo se van a sustituir 1.280 metros de conducción de fibrocemento por canalizaciones de fundición dúctil de 150 milímetros de diámetro. En este caso, el Plan Director también recoge la necesidad de ir eliminando y renovando, en la medida de lo posible, este material por sus nuevas conducciones de fundición dúctil. Además, se da respuesta al acuerdo del Pleno municipal en el que se instaba a Aguas de Cádiz a sustituir de manera sistemática las tuberías de fibrocemento en aquellas obras de renovación urbana de calles o plazas que se realicen en la ciudad.

La inversión total prevista, sumando ambas actuaciones asciende a 397.000 euros, cantidad que es “mucho menor que lo que hubiese costado actuar al margen de las obras del carril bici, puesto que ahora se puede descontar el coste de la demolición y reposición del pavimento”, señala Aguas de Cádiz.

Se trata de obras que, según ha destacado, había que acometer ahora, ya que el Reglamento Municipal de Obras de Calas en las Vías Públicas y Mantenimiento Urbano de la Ciudad de Cádiz prohíbe en a menos cuatro años la actuación en vías y calles de arreglo reciente, forzando en alguna medida la necesidad de coordinación y colaboración entre administraciones. Aguas de Cádiz ha insistido en que esto supone un ahorro considerable en la inversión a la vez que evita duplicar molestias a los vecinos por la ejecución de las obras.

Compartir con: