publicidad


La empresa municipal Aguas de Cádiz ha finalizado la obra de la arqueta de la estación de bombeo de aguas residuales situada en la plaza de San Juan de Dios, junto a la escalinata del monumento a Segismundo Moret. A pesar de las lluvias de días atrás, los trabajos se han adelantado respecto a la fecha prevista y han culminado casi dos semanas antes de lo que se preveía inicialmente.

publicidad


Cabe señalar que la obra, que servirá para mejorar la evacuación de las aguas pluviales de parte del casco antiguo de Cádiz, tenía un plazo de ejecución de dos meses y comenzó el pasado 16 de octubre. El buen ritmo de la obra ha permitido que se haya cerrado ya la excavación de tres metros de profundidad que hubo que abrir para la construcción de esta arqueta adosada a la estación de bombeo.

Durante episodios de precipitaciones permitirá la entrada del excedente de caudal de los colectores procedentes de la calle Nueva y de la avenida 4 de Diciembre, y en tiempo seco evacuará los caudales de agua residuales hacia el colector de San juan de Dios.

Estos días se ha procedido ya a la reposición del pavimento de la zona afectada y durante los próximos días se aprovechará para limpiar de residuos la cántara de bombeo (como se hizo hace algún tiempo con la estación de Mirandilla), así como para instalar dos nuevas bombas de impulsión especiales anti atascos que, junto con las otras dos existentes, paliarán el problema de los atascos producido por el mal uso de, sobre todo, toallitas higiénicas, que tan perjudiciales son para la red de saneamiento. Además, está previsto que las otras dos bombas también sean sustituidas en un futuro próximo.

La obra ha contado con un presupuesto de 223.127 euros a los que hay que sumar los 89.000 euros de las bombas de impulsión. Concretamente, ha consistido en la construcción de una estructura enterrada de hormigón y acero de dos metros por 1,8 metros que conectará los colectores y dispondrá de una apertura con acceso a la estación de bombeo por la que pueda entrar el caudal excedente de las aguas pluviales.

Para reforzar el drenaje, se ha incorporado una válvula que impedirá la entrada de agua de mar a la red de saneamiento. Además, para completar el proyecto se está en fase de instalación de un sistema de telegestión para controlar a distancia el funcionamiento de ésta, por importe de 18.150 euros.

Esta actuación se hacía muy necesaria, puesto que sólo existía una pequeña apertura de aproximadamente un metro de diámetro, ya que la construcción de la arqueta quedó pendiente durante las obras que se realizaron entre los años 2011 y 2012.

Todo esto forma parte de una serie de actuaciones que Aguas de Cádiz ha diseñado para paliar las inundaciones que se producen periódicamente en el casco antiguo con fuertes lluvias, como son la limpieza de la galería de San Juan de Dios y la construcción de los pozos necesarios para acceder a ella.