Redacción | Puerto Real.- 50 puestos de trabajo podrían llegar de manera inminente a la factoría de Airbus Puerto Real, después de que la citada empresa decidiera llevarse de la fábrica toledana de ICSA, el montaje del timón de cola del A-320.

Así lo ha asegurado el secretario general de CCOO-Industria Castilla La Mancha, Ángel León, y uno de los representantes del Comité de Empresa de ICSA, José Miguel López, quienes han indicado que ya han pedido al Gobierno regional que medie ante Airbus para que finalmente no “internalice” la fabricación de esta pieza que ahora tiene externalizada en esta factoría toledana, destruyendo así entre “50 y 70 empleos altamente cualificados”. Como podrán deducir un asunto de mal gusto para los manchegos, pero no para los gaditanos que recibirían estos puestos de trabajo con los brazos abiertos.


Así las cosas, esta posible decisión de Airbús repercutiría también en otras tres empresas toledanas que trabajan para ICSA, como Pintaer, Compofactory y Composites Guimar.

Según ha explicado León, esta decisión de dejar de producir en Toledo esta pieza del A-320 es una decisión interna que se ha tomado desde la central que Airbus tiene en Toulose y que no obedece ni a “criterios de calidad, ni de competitividad, ni de precios”.

Es por ello que el responsable de Industria de CCOO ha instado tanto a la dirección de ICSA como al Gobierno regional a que estudien, en caso de que finalmente esta producción se traslade hacia finales de 2017 a Cádiz, otras alternativas de trabajo para los 50 empleados que hasta ahora han estado haciendo esta pieza “para no tener ni un ERE ni otras acciones dañinas para el trabajo en la factoría”.

Esta noticia que ha sentado muy mal al entorno laboral y sindicalista de la Mancha, por contraposición podría ser un balón de oxígenos para la provincia de Cádiz, en especial para la localidad de Puerto Real, ya que la misma se vería beneficiada por nada más y nada menos que 50 puestos de trabajos.

Compartir con: