Este fin de semana, los días 9, 10 y 11 de marzo, Alcalá del Valle se viste de Jerusalén y será escenario de ‘La pasión de Cristo’, una representación que tendrá lugar por las calles de la localidad, y que en esta Cuaresma sirve de preludio y de incentivo turístico en la localidad antes de la Semana Santa.


El diputado de Cultura, Salvador Puerto, y los miembros de la Asociación Cultural Hosanna, José Carlos Fernández y Pedro Caballero, han sido los encargados de presentar la novena edición de esta actividad que revive los últimos días de la vida de Jesús de Nazaret y que cuenta con una participación de casi 100 actrices y actores. Si las circunstancias meteorológicas impidieran la normal representación al aire libre, ésta se desarrollaría en el Centro Cívico de la localidad.

La representación se reparte en tres días en que se van concatenando los diferentes pasajes bíblicos de la Pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret. Para ello se escenifican cinco actos con 27 escenas, lo que significa una muy exhaustiva y completa escenificación de esta historia. El primer acto tiene lugar el viernes en la plaza del pueblo, y es una representación de la entrada de Cristo a Jerusalén y la Santa Cena. El sábado se representan los juicios con Pilatos y Herodes, y el domingo es cuando se escenifica la resurrección.

José Carlos Fernández, que actuará como Jesucristo, ha explicado que con esta iniciativa se ha querido fomentar el turismo en la localidad, y aprovechar el reclamo para los visitantes, del Convento de Caño Santo, donde finaliza la representación. De este modo se da a conocer el municipio de Alcalá del Valle y se incentiva la economía local, tanto con la ciudadanía que se vuelca en la escenificación, como de los visitantes que acuden a disfrutar de ella.

La idea de representar la Pasión de Cristo nació en la localidad francesa de Ille sur Têt, donde un grupo de alcalareños cada año emigra por cuestiones de trabajo y pudo representarse por primera vez en 2010. En 2013, los promotores de esta iniciativa se constituyeron como Asociación Hosanna y han ido ampliando escenas y mejorando el atrezzo y los aspectos de la representación.

Pedro Caballero ha explicado que este proyecto se desarrolla en colaboración con el Ayuntamiento y el ámbito cofrade de la localidad, si bien ha explicado que se concibe como una actividad teatral más que como un evento religioso. Con respecto a la obra han detallado que tiene un carácter integrador y participativo, con actores amateur y mayoría de mujeres, pese a que en los pasajes bíblicos, casi todos los personajes son hombres. También hay personas discapacitadas que actúan, incluso en el papel de uno de los discípulos.

Además los miembros de la Asociación Hosanna han iniciado otro proyecto escenográfico, con la celebración del Belén Viviente, por primera vez en las pasadas navidades, donde son los niños los protagonistas de la recreación, con el fin de seguir fomentando el turismo y la cantera del teatro en el pueblo.

Compartir con: