hospitalDurante semanas la sanidad pública en Andalucía viene ocupando las portadas de los diferentes medios de comunicación. En lo que se refiere a la provincia de Cádiz, son numerosas las quejas que se presentan por parte de los usuarios de los centros hospitalarios debido a los recortes por parte de la Junta de Andalucía y sus representantes.

Algeciras, La Línea, Cádiz o Puerto Real, son algunos de esos puntos negros en este tiempo estival, donde las urgencias se ven colapsadas por la falta de personal, medios y falta de diagnostico a algunos pacientes, que de la forma más “paciente”, esperan su porvenir tirados como perros en salas de esperas, amontonados por la falta de lo más esencial.

Dicho esto, no todo es negativo en los citados hospitales de Cádiz. En Puerto Real, todavía queda personal humano y eficiente que se ocupa de aquellas personas que sin comerlo ni beberlo, se ven sumergidas con cualquier enfermedad que hace que unas manos expertas, pongan fin a sus dolencias. Evidentemente todo el mundo no corre la misma suerte, cuando se someten a una intervención quirúrgica pero, siempre están ellos, los “Salva-vidas”, que de la forma más humana, comprometida y amando lo que hacen trabajan por el bienestar de sus pacientes.

Carmen, Javier, Ana, Coral, Alonso, Antonio, Manolo, Almudena, Gloria, Jesús … Como leerán, nombres cualquieras que esconden una verdadera vocación, las de curar a las personas cueste lo que cueste. Un equipo humano, que trabaja día y noche velando por sus enfermos, en la segunda planta en la zona de cirugía del Hospital Universitario de Puerto Real.

Salvar vida. Qué bonito poder decir eso por la calle cuando alguien te pregunta a que te dedicas. Porque ellos son la excepción que confirma la regla en un recinto donde predomina el caos desde que entras por sus puertas, y si no pasen y vean.