publicidad


El alcalde de El Puerto indica que el mercadillo solidario de los domingos y el de los martes sigue suspendido, hasta que puedan cumplirse las condiciones de seguridad e higiene

El alcalde de El Puerto, Germán Beardo, informa que desde la Concejalía de Comercio del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María, encabezada por la edil Blanca Merino, se autoriza a ciertos puestos de venta ambulante para que vayan recuperando su actividad comercial, siempre bajo las normas y directrices recogidas en el artículo 10.6 de la Orden SDN/399/2020 del BOE del sábado 9 de mayo, para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional, establecidas tras la declaración del Estado de Alarma en aplicación de la Fase 1 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, entrando en vigor el día 11 de mayo.

publicidad


Germán Beardo explica que en dicha Orden del Gobierno Central es decisión del Ayuntamiento de El Puerto la autorización de los mercadillos y venta ambulante, siempre que se cumplan las medidas que igualmente se detallan en este artículo y otras de carácter general contempladas en las normas dictadas con motivo de la crisis sanitaria del COVID-19.

El alcalde de El Puerto de Santa María reseña que después de varias reuniones de trabajo entre Comercio y Policía Local, donde se ha estudiado pormenorizadamente cada caso particular de los distintos puestos de venta ambulante, se acuerda, con el visto bueno de Subdelegación de Gobierno y para que todas estas familias puedan iniciar su actividad de un modo progresivo tras la paralización total de sus negocios, que puedan retomar la venta los puestos de flores que se ubican en la puerta del cementerio y Plaza Juan Gavala. 

También podrán hacerlo los siete puestos de calle Luna del Mercadillo de Artesanía que serán reubicados para mayor seguridad, cumpliendo todos los parámetros de protección y las normativas al respecto. Los puestos de cebos de pesca también podrán reinicia la venta. Con respecto a los puestos ambulantes de los alrededores del Mercado de Abastos, doce en total, temporeros, textil y complementos también recuperan la venta, aunque con nuevas ubicaciones, para poder así cumplir con todas las normas y requisitos para su apertura en esta nueva situación. 

Desde la Concejalía de Comercio se les están entregando las autorizaciones pertinentes para que puedan comenzar a trabajar, así como explicándoles de forma personalizada las medidas a seguir para facilitarles su cumplimiento.

Continúa suspendida la actividad del mercadillo solidario de los domingos y el de los martes, así como el puesto de perritos de la bajada del Castillo y el Food Truck del Parque Calderón; con los que se continúa trabajando para buscar soluciones efectivas para que puedan abrir próximamente, cumpliendo todas las medidas de seguridad y protección tanto de los vendedores como de los usuarios; ya que son los Ayuntamientos los que tienen que organizar y hacer cumplir los requisitos de distanciamiento entre puestos y condiciones de delimitación del mercado con el objetivo de garantizar la seguridad y distancia entre trabajadores, clientes y viandantes. Cabe recordar que en el BOE se especifica que se debe garantizar una limitación al veinticinco por ciento de los puestos habituales o autorizados y una afluencia inferior a un tercio del aforo; pudiendo alternativamente procederse al aumento de la superficie habilitada para el ejercicio de esta actividad de manera que se produzca un efecto equivalente a la citada limitación. 

Con respecto al mercadillo artesanal de temporada de verano de Valdelagrana y Parque Calderón comentar que ya se están consensuando con las distintas Asociaciones de Comerciantes afectadas la organización de los mismos y su instalación, que se prevé el 1 de julio. 

Desde la Concejalía de Comercio se han fijado reuniones de trabajo con todos ellos en los próximos días, para coordinar todos los avances que se vayan haciendo al respecto. 

El alcalde de El Puerto de Santa María, Germán Beardo, quiere agradecer al equipo técnico de la Concejalía de Comercio, con su concejal Blanca Merino a la cabeza, y a la Concejalía de Policía Local, con Marina Peris, su trabajo constante para dar respuesta a los vendedores ambulantes que, desde el inicio del Estado de Alarma, hace más de dos meses tuvieron que abandonar su actividad, con la consecuente pérdida total de ingresos.