publicidad


Casi 6.000 familias vulnerables recibirán kits de materiales de cara al inicio del curso

La Diputación de Cádiz ha recibido la entrega de casi 6.000 kits escolares donados por la Fundación ‘la Caixa’ y CaixaBank y que serán repartidos entre menores vulnerables de la provincia con el objetivo de que la vuelta al colegio de estos escolares se produzca en condiciones igualitarias respecto al resto de sus compañeros.

El diputado de Bienestar Social, David de la Encina, ha señalado que esta iniciativa, que ya es tradicional, es este año “más importante si cabe por la situación sanitaria y social que estamos viviendo, por lo que estos kits harán más falta que nunca en muchos hogares de nuestra provincia, donde ya estamos detectando que empieza a haber una brecha social, añadida a la que ya pudiera haber, provocada por el COVID-19”.

De la Encina ha explicado que la Diputación de Cádiz, a través de los técnicos de los Servicios Sociales, será la encargada de derivar a las entidades de CaixaBank en las localidades con menos de 20.000 habitantes a las familias que más precisan de esta ayuda material.

En total, el material entregado por la Fundación ‘la Caixa’ y CaixaBank se compone de 5.973 kits de material escolar que se repartirá entre niños y niñas de Cádiz atendidos por CaixaProinfancia -el programa de la Fundación dirigido a hogares en situación de pobreza con menores de 0 a 18 años- y otras entidades sociales que trabajan con los colectivos más vulnerables y desfavorecidos de la sociedad. Sergio González, director del Área de Negocio de CaixaBank en Cádiz ha recordado que uno de los principios de esta iniciativa es “trabajar para que los niños y jóvenes que se encuentran en situaciones difíciles, dispongan de más oportunidades, siempre orientados a conseguir una mayor equidad; porque sólo la educación puede transformar el futuro de la infancia”.

Con tres modalidades distintas para adaptarse a cada ciclo educativo (preescolar, primaria y secundaria), los kits incluyen una mochila, un estuche (con bolígrafo multicolor, lápiz, goma y sacapuntas), lápices de colores, rotuladores fluorescentes, una libreta A4, un juego de reglas, un compás, una calculadora científica y una funda archivador ecológica.

Estos lotes se distribuirán por las más de 400 entidades sociales de todo el país que desarrollan el programa CaixaProinfancia en sus territorios, con la implicación de colegios, administraciones públicas y la red de oficinas de CaixaBank, la más extensa del sector en España. La campaña también contará con la colaboración de los clientes que lo deseen.

Desde la Fundación ‘la Caixa’ se aporta como dato que, en España, 1 de cada 3 niños sufre la pobreza infantil, heredada de padres a hijos. Esta situación no sólo se traduce en una falta de recursos económicos, sino en la dificultad de acceder a un derecho universal: la educación. Esta realidad se ha visto agravada por la crisis social y económica del COVID-19, afectando a hogares que hasta ahora disfrutaban de una cierta estabilidad y que inesperadamente se han encontrado en circunstancias de mayor dificultad, lo que ha generado que más menores se encuentren en riesgo de vulnerabilidad.