Cera y Varal | San Fernando.- Alumnos del Centro Educativo Miramar de San Fernando, salieron ayer por la mañana en una particular procesión por las calles de la ciudad. Una actividad que sirvió como preludio a la Semana Santa isleña y que congregó no solo a niños del citado colegio, sino también a padres, madres, familiares y curiosos que no quisieron perderse este momento tan entrañable.

En concreto fueron alumnos de todos los cursos de primaria los que aportaron su granito de arena para lucir con luz propia y mostrar todo el trabajo realizado durante meses. Dos pasos, el de misterio y el de palio, elaborados por los más pequeños junto a la inestimable ayuda de docentes y padres, que no dejaron pasar esta oportunidad para inculcar a los más pequeños la auténtica esencia de esta semana grande. A los dos pasos, hay que sumar los numerosos penitentes, cargadores, mantillas, músicos, capataces y un sinfín de figuras significativas propias de la Semana Santa que desfilaron por la céntrica calle Real desde las once de la mañana.


Ilusión  y ganas de mostrar el arte que desprende La Isla, fue algo de lo más característico que pudo verse durante el cortejo donde los grandes protagonistas fueron los más pequeños,  que sin duda alguna pusieron en valor una de las fiestas más importantes con las que cuenta la localidad, la Semana Santa.

FOTOS: Joaquín Roda

Compartir con: