Hace 50 años, el 11 de octubre de 1968, fallecía en Jerez el compositor musical Germán Álvarez Beigbeder. Y hace 20 años, en 1998, se constituía en Jerez la orquesta que lleva su nombre. Ambas efemérides son recordadas y reconocidas en dos sellos que han sido presentados en la Diputación de Cádiz, en el curso de un acto presidido por el vicepresidente de la Fundación Provincial de Cultura, Salvador Puerto y en el que han intervenido la presidenta de la Orquesta Álvarez BeigbederMagdalena GarridoJosé María Álvarez Beigbeder, hijo del compositor; y Manuel Moreno Monroy, en representación del Club Filatélico Jerezano.

Salvador Puerto ha recordado la alianza establecida con la Orquesta Álvarez Beigbeder para enaltecer el recuerdo del músico jerezano. Una cooperación que ha permitido el patrocinio de conciertos y que ahora propicia la difusión de los nuevos sellos gracias a la mediación del Club Filatélico. “Aunque los sellos no tienen el alcance práctico de hace unos años, sí cumplen un importante papel de reconocimiento público además de ser bienes muy valorados en el ámbito del coleccionismo”, ha indicado el responsable de Cultura de Diputación.

Magdalena Garrido ha destacado la “receptividad” de Diputación a la hora de sumarse al homenaje a la figura de Álvarez Beigbeder y ha anticipado que la relación Diputación-Orquestadeparará próximamente un nuevo fruto cultural: se trata del concierto dedicado al Beigbeder Sinfónico, ya incluido en el Festival de Música Española, y que se interpretará en el Teatro Villamarta de Jerez.

José María Álvarez Beigbeder admitió que “mi padre o mejor dicho sus obras, nacieron hace 50 años. Desde su muerte sus composiciones se interpretan mucho más de lo que pudo conocer en vida”.

En el acto de presentación de los sellos no faltó la música. El quinteto de viento de la Orquesta Álvarez Beigbeder interpretó dos piezas íntimas que Germán Álvarez Beigbeder compuso con 20 años: La danza del muñeco, que sirvió de preludio, más La danza húngara, a modo de epílogo.

Compartir con: