publicidad


Un total de 15 personas sin hogar están haciendo uso del albergue provisional instalado por el Ayuntamiento de San Fernando para proteger a esta población vulnerable frente al posible contagio del coronavirus Covid-19.

publicidad


Ayer mismo se instalaron en el albergue provisional cinco camas más, así como mantas, toallas, ropa interior y gel de baño. Además, también Cruz Roja ha suministrado y ya se han llevado a las instalaciones otros 20 kits de higiene, mantas y ropa.

También están ya trabajando en estas instalaciones provisionales las dos integradoras sociales que van a atender a estos usuarios. Y desde el viernes cuenta también con servicio de limpieza.

Del mismo modo, se está montado un comedor en la misma zona para evitar el desplazamiento de estos usuarios a la sede de El Pan Nuestro, que es donde estaban realizando hasta ahora sus comidas diarias. El objetivo es adecuar una zona para un total de 25 personas teniendo en cuenta las necesidades de distanciamiento social que hay que atender en estas circunstancias.

Para poder instalarlo, el Ayuntamiento ha realizado una petición de colaboración a la Subdelegación del Gobierno de España en Cádiz, y ya está trabajando en el montaje el Tercio de Armada (TEAR) de San Fernando.

Está previsto que el Ayuntamiento contrate el servicio de todas las comidas diarias para que estas personas sin hogar que están refugiadas en el albergue puedan tomarlas en el nuevo comedor, y para no sobrecargar la labor que ya realiza El Pan Nuestro con sus propios usuarios. Mientras se cierra este contrato, El Pan Nuestro seguirá preparando las comidas un par de días más y se ha pedido la colaboración para que personal de Infantería de Marina haga el traslado de éstas hasta el nuevo comedor del albergue provisional.

En este sentido, la alcaldesa, Patricia Cavada,  ha insistido en que “según avance la evolución de esta crisis y las posibles necesidades vamos a seguir dotando desde el Ayuntamiento este albergue con todo lo que necesite. La ciudadanía isleña puede estar tranquila de que estamos atendiendo a toda la población, especialmente a la más vulnerable, y que en estos momentos no se necesita que donen o traigan nada porque, en las actuales circunstancias y ante el peligro de contagio del virus, lo mejor que podemos hacer todos y todas para colaborar es quedarnos en casa y atender las recomendaciones de las autoridades sanitarias”.

También sigue abierto en la ciudad el Hogar Federico Ozanam de San Vicente de Paúl. De hecho, mañana empieza a funcionar el servicio de suministros básicos y víveres que el Ayuntamiento ha cerrado para abastecerlo de todo lo necesario en las actuales circunstancias.