publicidad


El PP muestra su apoyo a la concertada de Cádiz en sus movilizaciones contra la Ley Celaá

La presidenta provincial del PP de Cádiz, Ana Mestre, y el secretarios general, Bruno García, han mantenido un encuentro con el presidente y vicepresidenta de Escuelas Católicas de Cádiz, Manuel Holgado y Elena Aguilar, en el que han trasladado el apoyo a las movilizaciones que está llevando a cabo la educación concertada en la provincia en contra de la Ley Celaá “que supone un ataque directo a la libertad de educación y degrada la calidad de la educación pública”

Ana Mestre ha apuntado que la Ley Celaá aprobada ayer en el Congreso por PSOE, Podemos y nacionalistas “se carga la educación con criterios ideológicos y sectarios” y frente a ello el Partido Popular “defiende la libertad de elección educativa sin que un Gobierno la tenga que imponer; defiende la educación concertada, la diferenciada y la especial, apuesta por la calidad de la enseñanza pública y exige el castellano como lengua vehicular”.

“Los padres tenemos derecho a elegir el tipo de educación que queremos para nuestros hijos. Es un derecho que nos reconoce la Declaración Universal de los Derechos Humanos y nuestra Constitución y con la contrarreforma educativa del PSOE a las familias con menos recursos se les va a privar de este derecho”

Mestre ha señalado que atacar a la concertada es atacar en la provincia de Cádiz a más de 50.000 familias, 3500 trabajadores y unos 82 centros “a los que el Partido Popular vamos a defender porque compartimos sus reivindicaciones”

Así, ha incidido en que es necesario que desde el Estado se garantice expresamente el derecho que asiste a las familias con hijos con necesidades especiales a decidir si escolarizarlos en aulas ordinarias, en aulas específicas dentro de los centros ordinarios o en centros específicos de educación especial, “algo totalmente contrario a lo que persigue la Ley Celaá que no es otra cosa que el cierre de los colegios de educación especial”

Además, la presidenta provincial del PP de Cádiz ha defendido la complementariedad de los centros públicos y los concertados y que se mantenga el concepto de la demanda social como base para garantizar la libre elección de centro educativo sin confrontar ni discriminar a los alumnos en función del tipo de centro que su familia, en el ejercicio de su derecho, haya escogido.

Igualmente, se ha referido a la eliminación del español como lengua vehicular de la enseñanza en determinadas comunidades autónomas, “una imposición de los separatistas ante la que el PSOE ha agachado la cabeza”

Por todo ello, la presidenta provincial del PP ha asegurado que es necesaria la retirada de la LOMLE antes de que sea ratificada en el Senado por lo que ha pedido a los socialistas gaditanos que apoyen a comunidad educativa y la inmensa mayoría de ciudadanos que están en contra de esta Ley para que el Gobierno “dé marcha atrás en el Senado”.

Para el Partido Popular de Cadiz hay que ser coherentes “y la defensa de la Educación Pública debe pasar por apostar por el diálogo y consenso en la búsqueda de un Pacto sobre Educación que aspire de un modelo educativo de calidad estable que no cambie de dirección con cada gobierno”. Sin embargo, ha añadido, que lo que se presentó como una oportunidad para mejorar el modelo educativo ha supuesto dar un paso atrás en la Educación ya que se ha usado por el PSOE como un cheque en blanco con el que contentar a sus socios y aliados a cambio del apoyo a los PGE en lugar de dar respuesta a las necesidades y retos educativos.