publicidad


La delegada del Gobierno y el Director General de Veiasa detallan medidas para aumentar la capacidad productiva y atender la demanda de inspecciones

La delegada del Gobierno de la Junta en Cádiz, Ana Mestre, y el director general de Veiasa, Francisco José Delgado, han visitado la estación de ITV de Jerez, donde han anunciado la contratación de 55 personas para reforzar las siete estaciones de la provincia gaditana. Mestre ha subrayado que, con ello,  “se gana en agilidad, se reducen las listas de espera y se presta el mejor servicio a los usuarios”. Con esta medida, la plantilla de Cádiz pasa de los 167 trabajadores actuales a los 222. 

Ésta es una de las actuaciones de la Consejería de Hacienda, Industria y Energía para aumentar la capacidad productiva y atender la demanda de inspecciones hasta final de año. La delegada del Gobierno ha destacado “el esfuerzo realizado por esta empresa pública para mantener el empleo y su esfuerzo financiero y de liquidez para dar respuesta a los proveedores”. 

La provincia cuenta con las estaciones de Jerez, Algeciras, Cádiz, Tres Caminos, Villamartín, Chipiona y San Fernando, donde desde que se reactivó el servicio, el pasado 11 de mayo, y hasta el 6 de junio, se ha realizado 31.638 inspecciones en 26.084 vehículos.

Ana Mestre ha insistido en el compromiso y el esfuerzo del Gobierno andaluz y el personal de Veiasa, que “están trabajando de manera exhaustiva para ofrecer un servicio de garantías, respondiendo a la demanda de los usuarios, a los que se les ofrece la máxima comodidad y facilidades para que puedan pasar la cita con su vehículo en las mejores condiciones de seguridad”.

A pleno rendimiento

El director general de VEIASA ha señalado que “tras un mes desde su reactivación, las ITV de la provincia de Cádiz se encuentran funcionando a pleno rendimiento, tras una incorporación escalonada que comenzó el pasado 11 de mayo con las inspecciones en estaciones fijas y que han seguido con las inspecciones en móviles desde el 1 de junio para vehículos agrícolas y desde esta semana en los ciclomotores”. 

Delgado ha explicado que 600.000 vehículos aproximadamente se han quedado sin poder acudir a la ITV en Andalucía durante el Estado de alarma, de los que 85.203 corresponden a la provincia de Cádiz. Delgado ha explicado que “según la orden ministerial publicada sobre la caducidad de las inspecciones, los vehículos pendientes de pasar la inspección técnica lo harán en su totalidad en marzo de 2021”. 

Respecto a las medidas para aumentar el número de inspecciones diarias de vehículos ligeros por inspector en cada turno, se ha logrado un incremento de la productividad en torno al 20-25%. “Se van a eliminar los límites de tiempo en las inspecciones; se va a implementar la Tasa de Reposición de Fallos; se van a llevar a cabo mejoras en la web de citas y se va a dotar de inspectores en serie o en cadena”, ha indicado el director general.

En cuanto a las medidas en las estaciones ITV, “se está trabajando en cambios en los procesos productivos, como la inspección por zonas o en cadena; es decir, dividir la inspección en varias partes, de modo que cada parte sea realizada por un inspector distinto, evitando en lo posible los cuellos de botella”.

Para vehículos industriales, “aumenta el número de inspectores dedicados a inspeccionar los mismos y se implanta esta figura en estaciones donde actualmente no existe, estableciendo tiempos concretos dentro de la jornada laboral de estos inspectores, de modo que el número de días de espera para este tipo de vehículos disminuya, permitiendo además una organización de los vehículos más eficiente”.

Igualmente “se va a proceder a una reorganización de las unidades móviles de vehículos agrícolas y ciclomotores de mayo a diciembre, para incrementar la productividad de las mismas y aprovechar mejor sus recursos. Siempre que sea posible realizarán salidas conjuntas a municipios, de modo que en una misma visita puedan inspeccionar ambos tipos de vehículos, por lo que se ahorrará en número de salidas y en personal, ya que no será necesario el desplazamiento de cuatro personas, y estos inspectores podrán permanecer en las estaciones fijas los días que no tengan que salir con las móviles”.

En cuanto a las inspecciones no periódicas, referentes a reformas o previas a matriculación, “VEIASA está trabajando para agilizar la tramitación de estos expedientes, minimizando el retraso que se genera en las estaciones y unificando criterios. Para ello, se están desarrollando medidas como la centralización de la tramitación de los expedientes de inspecciones no periódicas en un grupo de técnicos especialistas; se está solicitando a los usuarios que presenten toda la documentación relativa a inspecciones no periódicas en formato electrónico y se está requiriendo solicitud previa de la documentación de las inspecciones no periódicas de baja complejidad”.

Por último, la empresa ha adoptado otras medidas que permitirán a los usuarios agilizar el trámite de alta y cobro en las oficinas como el alta automática y pago con tarjeta en kioscos o el pago por Internet.