publicidad


Las obras que se están llevando a cabo en el antiguo Garaje América en Cádiz han permitido hallar varios restos romanos, según se informa desde la delegación territorial de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía en Cádiz.

La intervención arqueológica que se está llevando a cabo desde diciembre pasado en el solar del antiguo Garaje América se encuentra promovida por la empresa “Ipark” para la construcción del nuevo Garaje América y cuyo proyecto arquitectónico está siendo realizado por la empresa “Cobos y Román” bajo la dirección del arquitecto Guillermo Vilches.

La excavación arqueológica está siendo realizada por la empresa “TripMilenaria S.L.U.” bajo la dirección del arqueólogo Juan Miguel Pajuelo con Fco. Javier Ramírez Muñoz como arqueólogo técnico junto a la arqueóloga y antropóloga física Carmen M. Román Muñoz de la empresa Arqueoantropo y la bajo la supervisión de la Delegación Territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía en Cádiz.

Durante los trabajos arqueológicos se han localizado tres inhumaciones y una cremación.  

De época púnica en torno al siglo IV a.C. nos encontramos con dos tumbas en cista, ambas alteradas por la cimentación del antiguo garaje y la más completa expoliada ya en la antigüedad. Asociado a este horizonte se ha documentado un pozo excavado en los estratos geológicos del solar y que suele ser un tipo de estructura muy abundante en la necrópolis gadirita.

De época romana se encuentra una tumba de cremación en fosa simple con los restos de algunos ungüentarios incinerados en su interior. Asimismo se ha localizado ya en época bajo imperial una tumba en también en cista y sin alterar a pesar de estar casi pegada a una de las correas de cimentación del antiguo garaje.

También de época romana se ha encontrado una construcción a nivel de cimentación de época alto imperial cuya funcionalidad queda por precisar, al no haberse podido excavar todavía por encontrase en su mayor parte bajo la rampa de acceso al solar.

Ya de época moderna se han localizado algunos restos materiales correspondientes a las huertas que ocupaban la finca desde el siglo XVIII. 

Los hallazgos van en consonancia con lo que se conoce de la zona a través de las diferentes intervenciones arqueológicas llevadas a cabo durante los últimos 40 años.