El Pleno aprobó en su sesión ordinaria del jueves por la tarde la autorización a la empresa municipal Chiclana Natural para la concertación de una operación de préstamo a largo plazo, por importe de 998.000 euros. Esta aprobación se sacó adelante con los votos favorables de los grupos municipales de PSOE y Ganemos y con las abstenciones de PP, IU, Por Chiclana Sí Se Puede y los dos concejales no adscritos. “Esta autorización es importante porque se trata de operaciones destinadas a la financiación de inversiones relacionadas con el ciclo integral del agua, concretamente para obras de saneamiento y abastecimiento, que se encuentran dentro de los servicios que presta de conformidad con sus Estatutos”, ha explicado el alcalde de Chiclana, José María Román.

Además, durante la sesión el regidor ha incidido en que “esto supone un síntoma en la recuperación de nuestra economía, puesto que hace diez años que no se concede un préstamo a una empresa pública”. “El endeudamiento de las cuentas anuales municipales y el incumplimiento de la ratio económica hacían que las entidades bancarias no confiaran en operaciones de Tesorería”, ha continuado el alcalde, reseñando también que “al conseguir que no consoliden las cuentas de Chiclana Natural con las del Ayuntamiento, ya sí existe la posibilidad de poder realizar este tipo de operaciones”.

En este mismo sentido, José María Román ha destacado que estas mejoras que llevará a cabo Chiclana Natural en las diferentes actuaciones que acometerá, unidas a la aprobación de la ordenanza de regulación, permitirán un avance importante en cuanto al abastecimiento en diversas zonas del municipio.

Actuaciones que se realizarán

Gracias a esta autorización, Chiclana Natural podrá realizar diversos trabajos como la ampliación del grupo de presión para el abastecimiento en Naveritos, que supondrá una cuantía de 130.000 euros. Esta actuación pretende mejorar el actual sistema de distribución del sector Naverito, siendo necesaria la ampliación del Grupo de Bombeo con tres nuevas bombas y modificaciones hidráulicas de este grupo de impulsión, que va a permitir, además, la eliminación del Grupo de Presión del Polideportivo, lo que redundará en una mayor estabilidad de las presiones en la red y unos menores costes energéticos.

También se realizará la seguridad hidráulica en arterias, con un coste de 100.000 euros. Las arterias de distribución de los principales sectores de abastecimiento a la zona costera de la ciudad deben contener elementos de protección para operarlas en caso de avería o emergencia y garantizar el suministro a los abonados. De la misma forma, los elementos de protección garantizan la operación correcta de las redes y facilitan la localización de fugas o agua no registrada en la red. Para garantizar que se puedan realizar las reparaciones en dichas arterias con interrupción en el suministro a usuarios por plazo menor a 24 horas, es necesario la sustitución de ventosas y desagües que han excedido su vida útil, generando problemas de funcionamiento, siendo necesario mayor tiempo en las actuaciones y ampliación del sector afectado por el corte de suministro (mayor número de abonados).

La tercera de las actuaciones será en la avenida Diputación, en el sector Carboneros, cuyo coste será de 250.000 euros. Las obras consisten en la mejora de la capacidad hidráulica de la red de saneamiento del Sector Carboneros y Avda. de la Diputación, en concreto aumentando la capacidad de la red de saneamiento a la que conectan las calles Granza, Carbón, Ceniza, Brea, Camino de la Isleta, que actualmente presentan problemas de desbordamiento durante los momentos de lluvia intensa. De la misma forma, se estudiará la posible eliminación de la estación de bombeo de aguas residuales existente en avenida de la Diputación, esquina con Camino de la Isleta.

También se actuará para el cumplimiento de la autorización de medidas de caudal y desbaste, por valor de 125.000 euros. Estos trabajos incluyen la realización de las obras necesarias para dar cumplimiento al condicionado de la modificación del año 2017 de la autorización de vertido VA-CA 08/97, en lo relativo a los aliviaderos y puntos de descarga de las redes de saneamiento. En concreto, se pretende instalar sistemas de pretratamiento consistente en el desbaste de elementos gruesos y muy gruesos, así como el control y medida de caudal de alivio en dichos elementos, integrándolos en el sistema de telecontrol de Chiclana Natural. Dichos elementos permitirán actuar de forma preventiva así como de forma más ágil ante posibles incidencias en la red de saneamiento, reduciendo la afección a los medios receptores.

Otros trabajos serán las obras que incluyen la red de gravedad de conexión entre el sistema de colectores de llegada a la antigua EBAR El Pilar (Estación de Bombeo de Aguas Residuales) hasta la nueva EBAR El Pilar (Estación de Bombeo de Aguas Residuales), con un coste de 250.000 euros. Está situada junto a la rotonda, siendo necesarias para modificar y ampliar la recogida de aguas fecales, anulando la actual estación de bombeo de aguas residuales para poner en servicio la Estación de Bombeo de El Pilar, dotándola del equipamiento necesario. Con esta actuación se dará solución al problema que presenta la actual EBAR, cuya capacidad es insuficiente para los nuevos desarrollos, a su vez presenta numerosas incidencias con los riesgos de vertidos asociados. Esta falta de capacidad de la EBAR, y los problemas de funcionamiento de la instalación general, plantearon la construcción de nuevas redes y rediseño de la red existente conduciendo los vertidos de la actual EBAR a la futura de forma que se pueda contar con una moderna y completa infraestructura que subsane las deficiencias actuales y den respuesta al futuro desarrollo de la zona.

La última de las actuaciones tendrá un coste de 70.000 euros e irá destinada a la reforma de la EBAR de Barrosamar. Esta actuación pretende construir un tanque de tormentas anexo a la  (Estación de Bombeo de Aguas Residuales) EBAR Barrosamar para así evitar la descarga de las primeras aguas de lluvia a la zona de playa, reduciéndose los riesgos asociados al poseer estas aguas un alto nivel de contaminación debido a los arrastres y escaso nivel de dilución. Del mismo modo, al incluir un sistema de evacuación independiente y su ubicación junto al bombeo, aseguraría que ningún problema puntual de funcionamiento en la EBAR pudiera ocasionar un vertido a la playa. Las obras consisten en la demolición de una antigua instalación y la construcción de un nuevo tanque que contará con un volumen útil de unos 150 m3, así como el refuerzo del sistema de impulsión existente con evacuación de aguas grises y by-pass de servicio.

Compartir con: