publicidad


La delegada de Urbanismo, el arquitecto del proyecto y el promotor presentan un proyecto que se ubica entre las calle Hormaza y Ramón y Cajal

La JGL aprueba la licencia para la construcción de 21 viviendas en el centro de la ciudad. Así lo han anunciado la delegada municipal de Urbanismo, Ana González; el arquitecto del proyecto, Víctor Gómez, y el promotor, Miguel Alonso. En este sentido, la edil ha explicado que esta aprobación tuvo lugar el pasado 7 de julio, “tratándose de dos edificios cuya tipología es de edificio plurifamiliar entre medianera, que se ubican en la esquina de las calles Hormaza y Ramón y Cajal. En total son 21 viviendas, siendo una actuación verdaderamente importante, porque hace mucho tiempo que no se daba una licencia de obra de este tipo en Chiclana”. 

Ana González también ha incidido en que, “pese a la situación en la que nos encontramos es muy satisfactorio que los promotores sigan confiando en nuestro municipio”. “Además, se trata de un proyecto ubicado en un enclave privilegiado, como es el centro de Chiclana, a lo que se une la mejora de la economía en la localidad que trae un proyecto de estas características y la reacctivación económica”, ha destacado la delegada. “Este proyecto nos hace estar de enhorabuena, con estas 21 viviendas, cada una de ellas con su particularidad y estoy segura que el éxito está asegurado en la comercialización de las viviendas, puesto que se trata de un buen producto en un lugar privilegiado, con unas características muy importantes”, ha reseñado.

Por su parte, Víctor Gómez ha agradecido la buena disposición de los servicios técnicos de la Delegación Municipal de Urbanismo en todo momento. También ha explicado que “se trata de dos proyecto por las características catastrales de la parcela, aunque el sótano y la entrada al garaje será común para todos. Esta separación en los proyectos nos ha permitido sacar un producto diferente en cada una de las parcelas”. 

Así pues, en la calle Ramón y Cajal, con dimensiones de casco histórico, se han planteado diez viviendas unifamiliares de tres dormitorios, todas con garaje, una primera planta con salón, cocina y patio privado; en la segunda planta están los dormitorios y en la planta alta una azotea privada. “Son viviendas con entrada independiente a las que les hemos añadido las comodidades del siglo XXI, como puede ser el hecho de tener garaje en el casco histórico y un patio privado”, ha destacado.

En lo que a la calle Hormaza se refiere, es un edificio de tres plantas, que contará con once viviendas de dos, tres o cuatro dormitorios. “Estamos realizando un producto muy especial, por lo que las viviendas son generosas en lo que al espacio se refiere, que supone un atractivo para una primera residencia como serán éstas”, ha destacado, explicando que “en estos momentos hay una tendencia a volver a la ciudad por tenerlo todo cerca y no en el extrarradio, de ahí que hayamos decidido dar esa amplitud a las viviendas”. Así pues, en las dos primeras plantas habrá casas de dos y tres dormitorios, mientras que en la tercera son viviendas dúplex, muy amplias, de tres y cuatro dormitorios, que llevan en el castillete las zonas de día, “para así aprovechar las terrazas como zona de esparcimiento, que son áticos”, ha reseñado Víctor Gómez.

“Hemos tratado se crear un proyecto muy urbano, que esté adaptado a las necesidades del siglo XXI y del momento actual, con amplios espacios para el esparcimiento y espacios privados al aire libre”, ha incidido, especificando que “hemos cuidado mucho la sostenibilidad y la eficiencia energética, con materiales aislantes para las fachadas, que hacen que la calificación de eficiencia energética sea de clase A y B. Esto va en beneficio del consumo energético de cada vivienda”.

En cuanto a la imagen de los edificios de cara al exterior, el arquitecto del proyecto ha explicado que “hemos querido que sea un bloque con las proporciones de un casco histórico, pero atendiendo a las necesidades y tipologías del momento. Esto hace que el edificio quede muy integrado en el entorno, porque sin ser igual al resto, se adapta en volumen y forma a todo lo que lo rodea.