Continúan los trámites para poder ejecutar los trabajos de recuperación de este emblemático edificio municipal en el que se van a invertir 700.000 euros del remanente de tesorería

publicidad


Esta misma semana se ha aprobado ya el decreto para poder sacar a licitación la ejecución de las obras de consolidación y rehabilitación estructural de la Casa Lazaga. Estos trabajos también van a incluir la impermeabilización de las cubiertas y las reparaciones en la fachada.

La alcaldesa, Patricia Cavada, se ha mostrado satisfecha por este trámite fundamental para hacer posible la recuperación de la Casa Lazaga, y ha recordado que es una de las actuaciones más importantes de las que se van a acometer en el próximo año en la ciudad. La regidora también ha recordado que el gobierno municipal va a destinar a esta actuación 700.000 euros procedentes del remante de tesorería del ejercicio 2018.

Cavada ha señalado que gracias a la situación de equilibrio financiero que se ha conseguido en el Ayuntamiento se podrá destinar el remanente de tesorería a diferentes inversiones financieramente sostenibles, y una de ellas, será para la rehabilitación de este edificio, propiedad del Ayuntamiento y catalogado con el máximo nivel de protección dentro del Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Casco Histórico (PEPRICH).

Del mismo modo, ha recalcado que el Ayuntamiento cuenta ya con el proyecto de ejecución que se ha redactado desde el Área de Desarrollo Urbano ante el deficiente estado del edificio. 

Así, el proyecto para rehabilitar Casa Lazaga contempla las siguientes actuaciones: demolición y nueva construcción de los forjados actualmente dañados; nueva cubierta invertida; obras de consolidación estructurales del edificio; trabajos de impermeabilización, canalización, red de saneamiento y pluviales, instalación eléctrica, alumbrado -ahora mismo carece de una ella-; reparación y resanado de fachadas, cerramiento provisional de huecos y patios.

Un aspecto singular de la intervención es la rehabilitación de la fachada principal en la que se incluye la restauración de los elementos con peligro de desprendimiento, tratamiento con mortero de cal y la recuperación de los cierros, elementos de hierro de forja y cristales curvos muy singulares dentro de la arquitectura del centro histórico de San Fernando.

Cavada ha recordado que se han pasado por muchos obstáculos para poder acometer estas obras de preservación en Casa Lazaga desde que este edificio emblemático pasó a ser propiedad municipal en el año 2001. No en vano, hay que recordar que en 2015 se adjudicaron unas obras en el inmueble que finalmente no fueron realizadas al desistir la empresa constructora. “La recuperación de este histórico edificio era una cuestión pendiente, y este gobierno siempre ha tenido el compromiso firme de lograrla”, ha enfatizado la primera edil.

Del mismo modo, durante el anterior mandato del gobierno de Cavada se han llevado a cabo distintas medidas en este edificio, como fue la demolición de elementos de cubierta sin valor patrimonial y en muy mal estado por la falta de acción durante décadas, o la actuación de la consolidación de la fachada trasera para preservación del inmueble y seguridad hacia el espacio público. 

Como ya se explicó en su momento, el nuevo proyecto redactado es más acorde y actualizado a la situación del inmueble, y con él se quiere evitar que siga degradándose al tiempo que se pone en valor el edificio y se incorpora al patrimonio urbanístico activo de la ciudad.