publicidad


 

Ya se ha aprobado el proyecto de mejora y adecuación de la carretera que da acceso al Club Náutico de Casería.  En concreto, la actuación en la carretera va a solucionar los problemas de una zona que tiene deficiencias y en la que el agua de las lluvias provoca inundaciones que ahora se podrán recoger en la nueva red de pluviales. Para ello, se va a generar una losa de hormigón con canalización de desagüe para el drenaje que sustituye a la zona terriza degradada, y se nivelarán los hundimientos del terrero.

La actuación también contempla la instalación del alumbrado en la zona, en concreto una iluminación sostenible compuesta de seis farolas solares fotovoltáicas de 5 metros de altura e iluminación con puntos de LEDS.

Estas obras discurrirán por zona pública en dominio público marítimo terrestre, y de forma previa a la licitación ya se han recibido los preceptivos informes favorables de la Demarcación de Costas y del Ministerio de Defensa.

También trabajando en el dragada

Esta actuación en el Club Náutico de Casería se une a la larga tramitación en marcha para poder acometer el proyecto de dragado de mantenimiento de la dársena y el canal de acceso a las instalaciones de la concesión. Eso es lo que va a permitir la retirada de los lodos existentes en la margen costera de esta zona de la ciudad, en el interior de la bahía gaditana.

Recordar que ya dio un paso fundamental con el informe favorable de Costas, un visto bueno para el que Ayuntamiento y Club Náutico trabajaron a través de encuentros en numerosas reuniones, presentación de proyecto, elaboración de documentos técnicos municipales y contacto continuo entre administraciones. 

En el presupuesto municipal hay ya reservados 200.000 euros para esta actuación cuya tramitación ha sido muy compleja y se ha trabajado de forma intensa durante estos últimos cuatro años. 

En concreto, el informe favorable de Costas resalta que la actuación planteada no daña el ecosistema, que no prevé afecciones por la ejecución de las actuaciones en el entorno y la costa, ni alteraciones en el medio natural y físico, ya que los espacios a ocupar se encuentran actualmente despejados.

El proyecto contempla la excavación y dragado con medios mecánicos anfibios de la dársena y de un tramo del canal de entrada y salida de embarcaciones para librarlos de fangos y sedimentos depositados en el fondo marino con el objetivo de incrementar la profundidad de calado.

La operación de dragado tiene una extensión de cerca de 10.000 metros cuadrados con profundidad variable hasta un máximo de 2 metros. El volumen que se quiere retirar supera los 19.000 metros cúbicos.