aytoEl Pleno del Ayuntamiento de Puerto Real aprobó ayer una serie de modificaciones en el Plan de Ajuste económico vigente hasta el año 2032. Un Plan de Ajuste que, como ha expuesto el alcalde, Antonio Romero, “no responde a los intereses de los grupos políticos que componen el gobierno municipal, porque no atiende a las necesidades reales de los ciudadanos, sino a las de las entidades bancarias y su codicia”.

A pesar de ello, como expuso la responsable de Hacienda, Mónica González, “teníamos que cumplir lo aprobado por el anterior equipo de gobierno, y ello suponía no poder dar servicios a los ciudadanos ni pagar las nóminas de los funcionarios.” Por tanto, lo que salió adelante ayer en el Pleno, que además fue una petición de la Intervención y Tesorería Municipales, fue sacar de la asfixia que el Partido Andalucista había preparado para los que les sucedieran en el gobierno local a partir de 2016.

Las modificaciones aprobadas en Pleno deberán elevarse antes del 31 de agosto al Ministerio de Economía y Hacienda para que otorgue su visto bueno, por ser éste el órgano que fiscaliza el Plan de Ajuste.

El alcalde, Antonio Romero, ha querido sin embargo tranquilizar a toda esa población que tiene esperanzas e ilusión en acabar con las formas injustas de gobernar: “No podemos arreglar en 76 días las malas prácticas de más de 30 años, pero estamos buscando las fórmulas que permitan cambiar. Estamos trabajando junto con otras candidaturas de unidad popular como Madrid, Barcelona, Zaragoza y Cádiz para afrontar el problema de la deuda de los municipios, así como con la Plataforma de Auditoria Ciudadana de la Deuda y en el seno de la Red de Municipios por el Cambio”.

En relación con el Pleno, Romero ha hecho hincapié en el ejercicio de cinismo e incoherencia política practicado ayer por el Partido Andalucista, que demostró una vez su  escasa preocupación por los puertorrealeños, votando en contra de unas medidas ya establecidas por el propio PA.

Romero ha reiterado que en ningún momento los grupos del gobierno han mentido a los ciudadanos, puesto que, sabiendo la “bomba financiera” que les había preparado el Partido Andalucista no prometieron nada más que transparencia y participación, y eso se está cumpliendo desde el primer día.

En cualquier caso, el gobierno municipal confiesa no esperar demasiada decencia política del Partido Andalucista, “un partido que se casa con quien le paga un sueldo y que ahora busca un nuevo disfraz tras el que esconder su ausencia de ética política”.

Antonio Romero se ha congratulado de que existan en la Corporación Municipal grupos con responsabilidad política y vocación de servicio público, como el Partido Socialista, “porque Izquierda Unida se está aliando con la derecha pese a que es culpable de más del 90% de la deuda que actualmente soporta Puerto Real”.