La alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada, ha presidido este martes la recepción institucional con la que el Gobierno Local daba la bienvenida a la delegación de la Armada Saudí que se encuentra en la ciudad para asistir al corte de chapa para la primera corbeta que construirán los astilleros de Navantia para este país.

El Castillo de San Romualdo ha sido el escenario elegido por el Gobierno Local para celebrar este acto, que ha contado con la presencia de los Contralmirantes Fahad Ali Alfuraidan y Ayed Aldossary, el Capitán de Navío Abdullah Alshahri y el Teniente Omar Almubarak. En representación de Navantia, ha estado presente el director de la factoría isleña, José Antonio Rodríguez Poch, así como el Comercial de Navantia en Oriente Medio, Álvaro Lobo Conchado; mientras que por parte del Gobierno Municipal se encontraba también el primer teniente de alcaldesa, Fran Romero, y el concejal de Presidencia, Conrado Rodríguez.

La regidora isleña ha querido trasladar a la comitiva saudita la importancia que tiene el contrato de las cinco corbetas suscrito el pasado verano en cuanto a generación de empleo y riqueza, “en una ciudad como San Fernando que tiene en su industria naval un potencial muy importante desde hace 300 años”. En este sentido, ha puesto de manifiesto la “intensidad” con la que la ciudadanía isleña ha vivido el proceso hasta que se formalizó el contrato “como así deseaban los isleños e isleñas, que han considerado desde el primer momento que el acuerdo entre Arabia Saudí y Navantia debía de produdirse porque la industria naval es un pilar esencial para la economía de la ciudad”.

Asimismo, les ha trasladado su “confianza” y “garantía” en que el contrato de las corbetas será desarrollado “con la mayor de las excelencias, como siempre demuestra Navantia San Fernando a la hora de ejecutar un trabajo”. “Como alcaldesa me consta que Navantia siempre ha cumplido en tiempo y forma con cada uno de los contratos que se le han encomendado y rubricado, y estoy convencida de que este nuevo compromiso será otro ejemplo del buen hacer de nuestros astilleros”, ha añadido.

Igualmente, ha mostrado su convencimiento en que el trabajo que realizará la factoría isleña será también “un ejemplo de la calidad, basada en la innovación y el conocimiento, con la que se trabaja, con lo que ello aporta a las perspectivas de futuro de los astilleros de Navantia,  en los que el cumplimiento de compromisos y la calidad son sus principales características”.

Con este contrato, está previsto que alrededor de medio millar de ciudadanos de este país se instalen en San Fernando para recibir formación, en colaboración con la Armada española, para familiarizarse con los sistemas de las nuevas corbetas; un hecho que la alcaldesa ha puesto también de manifiesto señalando lo “bonita” y “acogedora” que resulta la ciudad de San Fernando “dispuesta a recibir a cuantas personas vienen a ella, como así va a ser a partir de ahora para hacer realidad este contrato y para la formación del personal”.

El primer teniente de alcaldesa, Fran Romero, también ha valorado de forma positiva este primer contacto con la comitiva saudí: “A nadie se le escapa que el contrato de las cinco corbetas supone un claro punto de inflexión para nuestros astilleros, ya sea por su importe, más de 1.8000 millones de euros; por los empleos que creará, 6.000 puestos de trabajo entre empleos directos, indirectos y de la industria auxiliar, o por su duración, cinco años de carga de trabajo”.

“Desde el equipo de gobierno hemos insistido a esta comitiva sobre la gran capacidad y especialización de los profesionales y trabajadores de Navantia San Fernando. Estamos seguros de que nuestros astilleros estarán a la altura de este reto y que los grandes resultados se verán traducidos en nuevos encargos y en una relación comercial estable con Arabia Saud Sin duda, el buen trabajo de Navantia habla por sí mismo y nos lleva una vez más a estar muy orgullosos de sus profesionales y trabajadores”, detalla Romero.

Cabe recordar que el contrato de Navantia para la venta de las cinco corbetas a Arabia Saudí, entró en vigor en noviembre después de que Riad formalizara la carta de crédito, estando previsra la primera entrega en octubre de 2021, mientras que el resto se harán llegar a Arabia Saudí con una periodicidad de cuatro meses.

Se trata del mayor contrato firmado por Navantia con un país extranjero, por valor de 1.813 millones de euros, que generará 6.000 puestos de trabajo anuales durante cinco años. De ellos, 1.100 serán empleos directos, 1.800 en la industria auxiliar y otros 3.000 en la cadena de suministradores de Navantia.

En total, se invertirán en el programa algo más de siete millones de horas de trabajo para la construcción de una de estas corbetas a las que la industria española aportará más del 80 por ciento de su capacidad tecnológica. Una vez finalizadas, las corbetas podrán asumir funciones de vigilancia y control marítimo o rescate de otros buques y tendrá capacidad antisubmarina, antiaérea, antisuperficie y de guerra electrónica.

Compartir con: