El plan de medidas para mejorar el acceso a la playa de Camposoto que el Gobierno local puso en marcha a principios del pasado mes de julio ha dado buenos resultados, ya que se ha registrado un incremento del 5,44 por ciento en el número de usuarios entre los meses de junio y septiembre con respecto al mismo periodo estival del pasado año 2014.

Así, el total de viajeros entre junio y lo que llevamos de septiembre es de 42.568, mientras que el pasado año la cifra ascendía a 40.253 usuarios de este transporte.

Concretamente, durante el mes de junio han sido 2.096 los usuarios de autobuses urbanos a la playa de Camposoto, siendo el domingo 28 el día que más visitantes accedieron a la playa con autobuses (1.307). En 2014, fueron 1.941 personas las que usaron el transporte público hacia o desde la mencionada playa.

En relación al mes de julio –cuando se puso en marcha el dispositivo especial de tráfico- el servicio registró a 26.044 usuarios, superando los mil durante los cuatro fines de semana del mes; frente a los 18.773 del pasado verano.

En agosto la cifra baja hasta los 13.428 usuarios, mientras que el primer fin de semana de septiembre fueron 190.

Cabe recordar que el pasado 10 de julio se ponía en marcha un plan de medidas para mejorar el acceso a la playa de Camposoto, consiguiendo una mayor fluidez en la circulación de vehículos. Entre las medidas que contemplaba, se encontraba el refuerzo de los autobuses urbanos en las horas punta tanto los días laborables como los fines de semana, funcionando uno más a las 15:30 horas (trayecto barriada Bazán-Camposoto). También se reforzó a la hora de la salida de la playa con un autobús más a las 20:00 y a las 20:30 horas. En cuanto a los sábados y domingos, se ponía en marcha un autobús más a las mismas horas para el mismo trayecto.

Para descongestionar el tráfico en Camposoto, mejorar el acceso y la seguridad de los peatones, el equipo de gobierno también ha presentado recientemente el anteproyecto con las actuaciones que prevé ejecutar el Ayuntamiento en esta zona; contemplando medidas como la creación de una pasarela exclusiva para los viandantes sobre la parte de la escollera, de un carril bici y la habilitación de un carril reversible para el tránsito rodado.