Redacción | Cádiz.- Autonomía Obrera quiere denunciar públicamente que desde que aterrizó Eva Tubío en el Ayuntamiento de Cádiz, permanecen enquistadas las esperadas medidas en los centros de Cultura para erradicar la precariedad laboral y la falta de control de las subcontratas.

Según Autonomía Obrera, en el Área de Cultura políticamente no se han establecido medidas oportunas para erradicar la precariedad laboral en los distintos pliegos de condiciones, cuya responsabilidad política es directa. La ausencia de control y seguimiento de los pliegos es permanente, y a pesar de tener conocimiento desde hace varios meses, “Eva Tubío está mirando hacia otro lado y asumiendo la nefasta gestión anterior sin proceder a realizar ningún cambio”, afirman.


“Nos sorprende que dichas condiciones laborales de estos trabajadores, una concejala de izquierdas, las asuma, las permita y las consienta. Sabe perfectamente que los trabajadores aceptan las condiciones impuestas por las empresas por miedo a no volver a ser llamados, con turnos irregulares y sueldos miserables, que son abonados habitualmente con retrasos, como por ejemplo sucede en los servicios de carga y descarga. En similares condiciones laborales encontramos a los porteros del Gran Teatro Falla, con sueldos mínimos y precarias condiciones laborales”, aseveran.

Autonomía Obrera, asegura que la citada concejala tiene la obligación de exigir información de los distintos pliegos de condiciones que afectan a su área, exigir a las empresas su correcta ejecución principalmente realizando un exhaustivo control y seguimiento de los mismos, y sobre todo, no esconderse y dar la cara, tomando medidas oportunas para erradicar la precariedad laboral del Área de Cultura.

La participación de estas empresas solo han acarreado problemas laborales e incumplimientos de los pliegos para su beneficio. Incluso fueron utilizadas por algunos mandos para perjudicar a otros colectivos de trabajadores, como ocurrió con el colectivo de Tramoya del Gran Teatro Falla. Alimentando con ello la conflictividad laboral propiciada por la ausencia de medidas políticas al respecto. Situación que fue denunciada en Inspección de Trabajo y que la misma en su informe requirió medidas correctoras, pero mucho nos tememos que volverán  a producirse.  Si bien es verdad que estos hechos sucedieron en tiempos del PP, también es cierto que  la incorporación de Eva Tubío no se está notando como se debería esperar.

De igual forma denuncian públicamente, que en cultura tampoco se han tomado medidas encaminadas a recuperar laboralmente la totalidad del Área de Teatros, como pueden ser el teatro Tía Norica o la sala Central Lechera. “No se han tomado decisiones para que estos centros vuelvan a ser públicos al 100%. Centros privatizados que deben ser municipalizados para un mejor funcionamiento. Es inconcebible que la Concejala de Cultura permanezca inmóvil con la situación de estos centros, que acarrean los mismos problemas que denunciamos anteriormente. Manteniendo y alimentando a empresas que aplican condiciones laborables precarias a sus trabajadores y que lamentablemente ocurría con el PP y sigue ocurriendo a día de hoy”, recalcan.

Autonomía Obrera, resalta que la concejala de izquierdas debe de dar ejemplo y dignificar las condiciones de todos los trabajadores de su Área, interesándose por todos los contratos que las empresas tienen adjudicados en la misma y no solo con  gestos, sino ejecutando medidas políticas acorde a la ideología que predica y por la cual la han votado los gaditanos.

“Entendemos que Eva Tubío priorice su gestión en llevar a cabo una programación cultural acorde a los intereses de la ciudad, o a que desaparezca el uso cortijero de los palcos, por cierto situación que denunció nuestro sindicato en mayo,  pero no es menos cierto que esto no es incompatible con dignificar las condiciones de los trabajadores que realizan funciones dentro de su área y a los que parece importarles bien poco a la vista del nulo interés mostrado para que la situación cambie”, finalizan.

Compartir con: