El proyecto global de transformación de la playa Camposoto -en  el que intervienen la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento isleño- sigue avanzando con nuevas licitaciones encaminadas a hacer realidad una reivindicación histórica de los isleños e isleñas, conectando la playa con la ciudad y a seguir configurando este singular espacio de la localidad en un relevante foco de desarrollo económico y turístico, marcado por la accesibilidad y la sostenibilidad ambiental.

Este proyecto integral, cabe recordar, se inició con la reordenación y mejora de los accesos a la playa que implicó una actuación en el viario existente entre la rotonda de entrada y el primer acceso directo a la playa. Y además, fue la propia ciudadanía la que apoyó con sus votos, en los presupuestos participativos de 2016, esta propuesta del equipo de gobierno que lidera Patricia Cavada, de la que se pudo ya disfrutar este verano tras la reurbanización de los accesos desde el pozo Alcudia hasta la primera curva, dando mayor fluidez al tráfico al agilizarse la entrada y salida de vehículos.

Asimismo, se dejaban también listos los trabajos de preinstalaciones para la actuación que la Junta de Andalucía acomete en la playa isleña para dotarla de un pasarela peatonal y un nuevo carril-bici.

Precisamente, este mismo jueves se ha celebrado la última reunión que cada mes celebra la comisión de seguimiento de estas obras, financiadas íntegramente por la administración regional por un importe que supera los 3,5 millones de euros.

En esta reunión, según explica la delegada del área de Desarrollo Urbano, Claudia Márquez, se ha puesto de relieve que “avanzan al ritmo previsto” las obras que contemplan la ejecución de un paseo marítimo en el margen derecho de la carretera próximo a la playa, junto a una ciclovía, de la misma anchura, más próxima a la zona de aparcamientos. También una nueva pasarela de hormigón en el acceso ocho, sustituyendo a la actual, así como el adecentamiento y embellecimiento de las pasarelas fabricadas con materiales cinegéticos.

Tal y como detalla Márquez sobre esta actuación, los pilotes “ya están colocados al cien por cien, así como los encepados, mientras se está terminando las vigas de hormigón sobre la que irá la plataforma del paseo marítimo, así como la carpintería de madera”.

“La planificación es que estén listas y terminadas para esta primavera, si no hay impedimentos meteorológicos como el de la pasada primavera, cuando los temporales azotaron la playa isleña causando importantes destrozos, en los que también se ha venido trabajando para que todo este listo y a disposición de la ciudadanía para la próxima temporada turística”.

Ahora, el nuevo avance dado por el equipo de gobierno local es la licitación del proyecto de ampliación de la carretera de la playa de Camposoto, desde el acceso 1 al 8. Con un presupuesto base de licitación de 1.559.499 euros, la actuación consiste básicamente en la ampliación de dos a tres carriles de circulación “siendo ésta configuración la más idónea según el flujo de tráfico que se viene sucediendo a lo largo de cada temporada de verano, para evitar las retenciones a los usuarios de la playa”.

Se trata por tanto, de ejecutar una ordenación de los usos actuales, tanto del tráfico como de los espacios destinados a aparcamientos, con el objetivo de agilizar la movilidad de los vehículos y de garantizar la seguridad vial en la zona, otorgándole eficiencia y orden para evitar riesgos a las personas usuarias.

Además de conectar por tanto la playa con la ciudad, se plantearán soluciones de accesibilidad adaptada a la normativa actual en una playa que cuenta con la primera playa cinco estrellas en accesibilidad de Andalucía, enclavada además en un entorno natural como es el Parque Natural Bahía de Cádiz, por lo que “toda la actuación se basará en acabados naturales, sin afectar el entorno paisajístico y natural de la zona”.

Así que entre otras actuaciones, estas obras recién licitadas comprenderán la construcción de aparcamientos en ambos márgenes de la carretera (uno en línea y otro en batería), estacionamientos que estarán delimitados para un mejor aprovechamiento del espacio. El suelo de los aparcamientos será de cemento de vidrio coloreado un material que evita la suciedad y el polvo. También se adecuarán las dos bolsas de aparcamientos existentes mediante señalización integrada en el entorno con rollizos de madera, hormigonados y anclados al terrenos con pernos; además de extender una capa de subase regularización de firme y piedra machacada.

También se ejecutará una rotonda en el acceso central de la playa (acceso 4), justo donde se encuentra la playa accesible, “garantizando aún más así la accesibilidad y seguridad de los usuarios”; así como otra rotonda en el acceso final (acceso 8), para otorgar también mayor seguridad y fluidez a para los servicios que se instalan en este área.